Atraviesa expedición juvenil llanuras del Camagüey

jovenesLA YAYA, Camagüey.— La histórica casona donde en octubre de 1897 se firmara la cuarta constitución mambisa, fue escogida por los integrantes de la Segunda Expedición «Ruta Cuba por el camino de las cien palmas» para hacer su primera parada en el extenso recorrido a través de las llanuras agramontinas.

Coronan así una importante etapa de la travesía iniciada en Punta de Maisí, con el propósito de reeditar el itinerario seguido por José Martí, de Playitas de Cajobabo a Dos Ríos, y luego la ruta de la invasión dirigida por los generales Máximo Gómez y Antonio Maceo, desde Mangos de Baraguá hasta Mantua, en Pinar del Río.

A lo largo del trayecto, justo en cada lugar de significación histórica y como especie de monumento natural a los héroes de la independencia patria, crecen cien ceibas plantadas por jóvenes en los últimos años, como símbolo de fortaleza, cubanía y perdurabilidad de las conquistas de la Revolución.

Precisamente en La Yaya, bajo la actual jurisdicción del municipio camagüeyano de Sibanicú, el mayor general Antonio Maceo acampó con su tropa invasora el 14 de noviembre de 1895, detalles que conocieron los cuatro jóvenes expedicionarios en su visita al sitio proclamado Monumento Nacional en 1997.

Reinaldo Perera de Armas, secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Plazas Martianas, explicó que la caminata se realiza en honor a nuestro Héroe Nacional, José Martí, en el aniversario 160 de su natalicio, y en solidaridad con los hermanos que próximamente cumplirán 15 años presos en Estados Unidos.

Los protagonistas de la peculiar aventura (Reinaldo Perera de Armas, Alex Nistal Daisson, Luis Enrique Isaac Blanco y Liliana Batista Columbié) se aprestan a recorrer a pie mil 800 kilómetros en 80 jornadas de marcha, hasta llegar en octubre próximo al Cabo de San Antonio, en el extremo más occidental de la Isla.

Liliana, asesora jurídica en la Oficina del Historiador de La Habana, expresó: «estamos caminando como promedio entre 25 y 30 kilómetros diarios, pero son tantas las vivencias que uno se olvida del cansancio». Y agregó: «por donde pasamos nos han apoyado, nos brindan agua, café, leche, almuerzo¼ hasta sus casas nos han ofrecido». El próximo domingo, los caminantes llegarán a Ciego de Ávila.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s