Después de 145 años un mismo grito: ¡Viva Cuba Libre!

alzamiento-la-demajagua-carlos-manuel-de-cespedesEscrito por: Pedro Pablo Sáez

Florida, Oct 10._Este 10 de octubre suman 145 años transcurridos  desde el momento en que Carlos Manuel de Céspedes, El Padre de la Patria,  rompiera la inercia de  los campos cubanos,  y al son de  campanas liberadoras del yugo esclavista  se lanzara a la manigua, junto a su propia dotación,  para levantar en armas a un pueblo entero…

El ingenio La Demajagua y la región de Bayamo fueron  la cuna  de la revolución redentora que fomentó la nacionalidad, equiparó  castas sociales,  juntó   razas,  unió credos, y  estremeció  los cimientos del coloniaje español…

Únicamente  el cansancio,  las divisiones internas, el caudillismo, la ambición personal de unos pocos  y otras  miserias  de los hombres, hicieron fracasar esa fuerza arrolladora  diez años después, frente a la oferta enemiga de una paz sin independencia total, conocida como El pacto del Zanjón.

Aún así, el ejemplo del 10 de octubre se multiplicó en todas las demás contiendas que, en lo sucesivo,  se levantaron en busca de la soberanía de la patria: La Protesta de Baraguá,  el 24 de febrero de 1895, el asalto al Moncada, El desembarco del Yate Granma, la lucha en la Sierra Maestra,  y el triunfo del Primero de Enero de 1959 incluyeron en su impronta la fecha que hoy recordamos y celebramos juntos…

El orgullo de hacerlo todavía  libres, unidos  y  dueños de nuestro propio destino sociopolítico debe constituirse en  un momento más de reflexión  frente a los peligros que acechan  la integridad de la patria,  tanto desde afuera como dentro de la isla…

La primera amenaza nos llega del  imperio que nos robó  la victoria mambisa  en  la guerra anticolonial,  impuso aquí gobiernos entreguistas durante medio siglo, robó los recursos de esta nación; viene del mismo Gobierno que fomentó el terrorismo y la guerra sucia, apoyó agresiones  y  mantiene un   bloqueo de más de 50 años contra este pueblo digno y solidario…

Es preciso no dar la espalda a un Norte revuelto y brutal  que hoy mantiene injustamente presos en sus entrañas a cuatro cubanos inocentes.

La segunda, y no por ello menor amenaza que enfrentamos y que debemos vencer, la integran  debilidades  internas como la falta de orden, la indisciplina,  el descontrol y las manifestaciones de  corrupción que ahora mismo nos llaman al combate…

Ante  ellos, sin dudas, levantaremos la suma  de valores  forjados en común  durante casi un siglo y medio de batallas y resistencias. Continuaremos nuestra senda socialista bajo la guía de Fidel y acompañados por Raúl, armados de principios   irrenunciables como el anticolonialismo, la lealtad, el antiimperialismo, la solidaridad humana, el internacionalismo, el apego a la palabra martiana y el patriotismo fraguado por Carlos Manuel de Céspedes.

Nada ni nadie podrá jamás empañar  la historia  acumulada por  este pueblo rebelde.  Ante quien intente apoderarse de Cuba o destruir su gloriosa trayectoria, levantaremos otro 10 de Octubre, la bandera de la estrella solitaria  y  el grito de un pueblo que apoyará siempre una consigna estremecedora e inconmovible: ¡Viva Cuba libre!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s