Matanzas empata y sigue en la pelea

f0006322Pinar del Rio, abr 13._Lo que parecía una victoria cantada fue agonizando gota a gota, hasta esfumarse por completo. Los Vegueros pinareños, que tenían la oportunidad de poner la gran final beisbolera cubana a punto de mate, se vieron superados de cabo a rabo en el último tercio del cuarto partido por los Cocodrilos matanceros, y ahora el match se ha empatado a dos triunfos por bando.

Los entendidos, aficionados y jugadores podrán buscar múltiples causas para el desliz de los vueltabajeros ante los yumurinos, desde la demora en extraer al abridor Yosvani Torres hasta la falta de oportunidad con hombres en circulación, pasando incluso por las decisiones arbitrales —acertadas la inmensa mayoría—, pero la pura realidad es que Matanzas revivió con intensidad y garra.

El camino no fue nada fácil, porque el serpentinero Yosvani Torres se ha convertido en un experto en aperturas. Sale corriendo del dogout, salta la línea de tercera base, llega al box y, de espaldas al home, hace una pequeña flexión, embarra su mano derecha de tierra, la choca fuerte con el guante y luego avista su objetivo: la mascota del receptor.

Este ritual lo repite una y otra vez, para dar paso a su recital en la lomita, donde es amo y señor por muchos motivos. En primer lugar, no demora entre los envíos, mantiene la concentración y el enfoque en cada momento, y, sobre todo, se divierte con su trabajo.

Así, llegó a retirar a 19 por su orden, o lo que es lo mismo, lanzó un juego perfecto hasta el séptimo episodio, cuando Ariel Sánchez le conectó imparable de rolling al bosque derecho, seguido por otros dos sencillos —de poca fuerza— y fly de sacrificio de Yadiel Hernández, acciones válidas para anotar la primera carrera matancera en el desafío, y solo la cuarta en las últimas 24 entradas.

El derecho de Minas, que toleró cinco jits, con cuatro ponches y ningún boleto, dio muestras de superioridad al obligar a 14 jugadores a conectarle por el cuadro, pero ya a la altura del octavo capítulo no se le vio igual, disminuido respecto a su velocidad y localización de los envíos, su principal arma. Los Cocodrilos aprovecharon el trance para subir otra raya al marcador, remolcada por roletazo de Dainier Moreira, aunque el diestro aseguró un par de outs y dejó la mesa servida a Julio Alfredo Martínez.

El zurdo, con el empate en segunda, se enfrentaba a Ariel Sánchez, tal vez el bateador más ajustado de los yumurinos. En un turno muy disputado, Julio Alfredo manejó a la perfección su curva y sacó de circulación al rival, que perdió la perspectiva y quedó esperando un lanzamiento liso.

No obstante, en el noveno, el camarero José Miguel Fernández abrió con sencillo, Eriel Sánchez despachó sólida conexión al bosque izquierdo, pero fue puesto out en segundo en un mal corrido de bases. En la jugada, __, sustituto de Fernández, ancló en tercera, donde parecía que se quedaría al poncharse un descoordinado Yadiel Hernández, solo que el avileño Raúl González, brillante a la defensa en todo el choque, tenía reservado su momento de gloria con sencillo impulsor.

Para el décimo, el manager Víctor Mesa confirmó que en los juegos “chiquitos” es uno de los estrategas más avezados y arriesgados, como él mismo confirmara en la posterior conferencia de prensa. Su primer movimiento en esa entrada fue mandar de emergente a Yasiel Santoya, quien conectó limpio imparable al medio, y avanzó a segunda por sacrificio.

Con el hombre proa, Guillermo Heredia, al bate, en conteo máximo, Víctor ordenó el robo a Santoya, que llegó safe a tercera, y luego anotó la ventaja por un wild pitch al no controlar Julio Alfredo un lanzamiento rompiente.

“Santoya es un especialista en el robo de tercera, además, me atrevo a asegurar que es uno de los corredores más rápidos del país. Se merece el reconocimiento y mañana será titular”, aseguró Víctor, quien también tuvo palabras de elogio para su abridor, el derecho Joel Suárez.

Su mejor serpentinero en la pasada contienda caminó hasta el sexto inning, sorteando cuantas dificultades se le presentaron, incluido un escón de leyenda en el quinto, cuando un magistral fildeo de Guillermo Heredia y un mal corrido de Luis Alberto Valdés lo salvaron de males mayores.

El derecho de Limonar tuvo dominio de sus bolas bajas y solo puede achacársele la insistencia en lanzar ante cada oponente con lanzamientos despegados, sobre los que no tenía un control fino. ¿Resultado? Regaló tiros malos y cuando se arrimó a la zona le dirigieron muy bien a la banda contraria.

Sin embargo, el hecho de que avanzara tanto en el desafío de manera combinada con el tunero Yoelkis Cruz, protagonista de un tremendo relevo, le posibilitó a Víctor Mesa descansar a la mayoría de sus piezas habituales del bullpen, que de salir al ruedo quedarían inhabilitadas para el pleito dominical.

Ahora, con el compromiso empatado, este domingo saldrán al ruedo, con Erlis Casanova como casi seguro abridor por los pinareños, y Cionel Pérez por los Cocodrilos.Granma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s