El mundo celebra el Día Internacional del Trabajo

En Caracas los trabajadores manifestaron su respaldo a la gestión del presidente Nicolás Maduro e insistieron en la necesidad de la coexistencia pacífica.

En Caracas los trabajadores manifestaron su respaldo a la gestión del presidente Nicolás Maduro e insistieron en la necesidad de la coexistencia pacífica.

Caracas,  may 02._En Venezuela, el presidente Nicolás Maduro hizo un llamado a la oposición que se está dejando llevar “por la ambición de una minoría que insiste en imponer la violencia y desconocer a un pueblo” que sigue a la Revolución.

Desde un acto con la clase obrera que llenó las calles de Caracas, el mandatario insistió en que se debe continuar luchando por la convivencia y la coexistencia pacífica. “Luchemos contra el odio, por convivir de manera pacífica entre los modelos políticos que viven en el país”, dijo, según AVN.

Los trabajadores de todo el país se dieron cita en la capital venezolana y con sus pancartas reafirmaron que “irrenunciablemente serán defensores de los logros alcanzados estos últimos 15 años”, destacó Henry Rivas, quien forma parte de la fuerza laboral de la empresa Ferrominera del Orinoco.

Desde Bolivia, el presidente Evo Morales promulgó dos nuevos decretos que fijan el incremento salarial del 10 % al sector público y el 20 % al mínimo nacional, reportó ABI.

El mandatario encabezó una multitudinaria marcha en La Paz, organizada por la Central Obrera Boliviana y otros sectores sindicales, en conmemoración al Día Internacional del Trabajo.

“Estoy contento de estar junto a la Central Obrera Boliviana y a los trabajadores en este primero de mayo, acompañando a todos los trabajadores del sector público y privado; quiero expresar un saludo especial a todos los trabajadores de Bolivia y del mundo”, manifestó Morales.

El Jefe de Estado calificó la celebración como un “día histórico” para los bolivianos por la actual estabilidad económica del país. “Gracias a los trabajadores y los movimientos sociales, Bolivia va bien, hay que seguir trabajando y por eso hoy hay que rendir homenaje a todos los trabajadores de Bolivia”, dijo.

El pueblo argentino, por su parte, se sumó a las celebraciones del movimiento obrero mundial. Organizaciones políticas, sociales y sindicales se organizaron para desplegarse por todo el país llevando un mensaje de unidad a todos los trabajadores.

El Gobierno ecuatoriano ratificó su proyecto social a favor de los trabajadores en un acto en la ciudad de Esmeraldas, donde el ministro de Relaciones Laborales del Ecuador, Carlos Marx Carrasco, entregó a la presidenta del Parlamento, Gabriela Rivadeneira, la propuesta de un nuevo Código Laboral que dignifique al sector obrero.

La ley presentada busca incrementar los beneficios a los trabajadores, garantizar la estabilidad laboral y frenar los despidos masivos hacia quienes hacen valer sus derechos.

En ese sentido, el presidente Rafael Correa destacó el carácter revolucionario y socialista del proyecto de ley. “Ahora (en Ecuador) mandan los trabajadores, los humildes trabajadores de la patria. Con este Gobierno, con este nuevo Código, el poder lo tienen ustedes compañeros trabajadores”, enfatizó.

En Chile, la ministra del Trabajo, Javiera Blanco, asistió al acto principal de la Central Unitaria de Trabajadores. La funcionaria, de esta forma, puso fin a largos años de ausencia de representantes del Poder Ejecutivo en el acto central que cada año organiza la principal organización obrera del país para conmemorar el Primero de Mayo.

La conmemoración del Día Internacional del Trabajo en la capital chilena partió con una marcha pacífica por el centro de Santiago, en la que participaron miles de asalariados, encabezados por diversas organizaciones sindicales y gremiales del país.

EUROPA ENTRE FIESTAS Y RECLAMOS

EspañaMillones de personas desfilaron en todas las ciudades de Rusia con consignas de respaldo al Primero de Mayo como símbolo de la unidad de los trabajadores, la defensa de sus derechos y la paz en el mundo.

Al grito de “¡Unidad!, ¡Solidaridad! y ¡Derechos a los Trabajadores!”, cientos de miles de personas se concentraron en la Plaza Roja de Moscú para participar en una marcha convocada por la Federación de Sindicatos Independientes de Rusia y el gobernante partido Rusia Unida.

El alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, destacó que la celebración este año de la fiesta del Trabajo es especial ya que, por primera vez desde la desintegración de la Unión Soviética en 1991, los sindicatos han organizado su marcha en la Plaza Roja, junto a las murallas del Kremlin.

En Grecia, uno de los países más afectado por la crisis, los principales sindicatos de trabajadores salieron a las calles para demostrar su negativa a los drásticos recortes impuestos por el gobierno heleno y exigidos por la Troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional).

Gsee y Adedy, las dos mayores federaciones sindicales que representan el sector privado y público, reseñaron que las medidas adoptadas por el gobierno “son severas, injustas y antisociales”.

Las centrales sindicales Unión General de Trabajadores y Comisiones Obreras pidieron al gobierno español un cambio en la política económica que permita la creación de empleo.

Las organizaciones obreras encabezaron las marchas en 70 ciudades del país, para criticar “el fracaso” de las medidas de austeridad económica del gobierno, al que acusan de presumir la creación de puestos de trabajo “sin calidad y con muy bajos salarios”.

En Portugal, decenas de miles de trabajadores se congregaron en Lisboa y otras grandes ciudades del país para exigir el fin de la política de austeridad y criticar el aumento de los impuestos.

Por su parte, los sindicatos  italianos desfilaron en todo el país y exigieron al Ejecutivo del primer ministro Mario Monti, cambiar su política, bajar los impuestos y reactivar el crecimiento económico sin afectar a las masas.

Susanna Camusso, dirigente de la Confederación General Italiana de Trabajadores, urgió a las autoridades a ayudar al país a salvar los empleos y permitir la intervención pública en la economía.

En la llamada locomotora de Europa, la Confederación de Sindicatos Alemanes realizó más de 100 actividades para exigir mejores condiciones laborales. Su presidente, Michael Sommer, criticó la política de la canciller alemana, Angela Merkel, y los demás gobiernos europeos que insisten en aplicar fuertes medidas de ahorro sin tener en cuenta el bienestar de la población para sanear las finanzas públicas.

Sommer acusó al sector bancario y a los especuladores de ser los responsables de la crisis actual en Europa, “por tratarse de élites que saquearon a los Estados”.

En otras partes del mundo también hubo manifestaciones con diversos matices.

En Turquía, la policía echó mano de cañones de agua y gases lacrimógenos para dispersar a cientos de personas que intentaron desafiar la prohibición de  manifestarse en la plaza Taksim, donde el año pasado hubo protestas que  llegaron a poner en jaque al gobierno.
Las celebraciones del Primero de Mayo se vieron perturbadas también en Camboya, donde los sindicatos llamaron a apoyar a los obreros textiles en huelga en dos zonas económicas especiales cerca de la frontera con Vietnam. La policía, pertrechada de porras y palos, dispersó a los manifestantes reunidos alrededor del Parque de la Libertad en Phnom Penh.

También hubo manifestaciones en Indonesia, Pakistán, Malasia y en las economías más desarrolladas de la región, como Hong Kong, Singapur, Corea del Sur o Taiwán, donde el aumento del costo de la vida, y en particular los precios exorbitantes de la vivienda, aumentan las desigualdades.Granma

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s