Cuando el bronce brilla como el oro

Cuba-basqueToronto, 21 jul.- “Estoy muy feliz, soy el hombre más feliz de la tierra”, confesó entre lágrimas el entrenador cubano Alberto Zabala, minutos después de que sus discípulas de la selección nacional de baloncesto derrotara 66-62 a Brasil en la discusión de la medalla de bronce, otro capítulo de infarto que las antillanas manejaron con mucha sangre fría.

El coach, quien lamentó el domingo el escaso poder resolutivo de su equipo en las instancias definitorias de los partidos por su inferior rodaje competitivo, ahora valoró de excelente el trabajo en cada renglón de juego y elogió la capacidad de todas sus muchachas para salir a la cancha y aportar al objetivo.

“Ya no podemos hablar solo de dos o tres figuras, otras han salido y dado la cara en choques de tremenda presión”, señaló el preparador, quien además se desvivió en elogios para la organizadora Ineidis Casanova, la Jugadora Más Valiosa del pleito.

“Qué te puedo decir, le llegó su momento. A veces por ser tan explosiva, tan rápida, tan viva, se sale del partido, comete imprecisiones, pero ha madurado. Tiene un peso tremendo en el rendimiento del equipo, en su combatividad”, añadió Zabala.

“Este triunfo se lo ganaron, pero no se pueden olvidar a los entrenadores de baloncesto del país, a los familiares de las muchachas. Ellas han logrado este triunfo, pero en realidad es de todo el pueblo cubano”, confesó el estratega antillano.

En la discusión del bronce, el quinteto caribeño volvió a manejar con soltura el partido, solo que ahora soportó mejor la presión y el asedio de las brasileñas, fuertes físicamente, con notable presencia bajo las tablas y poder anotador de Mayara Paixao y Gilmara Justino, autoras de 16 y diez cartones, respectivamente.

No obstante, la respuesta de Casanova, Clenia Noblet y Leydis Oquendo permitió a Cuba dominar casi la totalidad del encuentro. Ineidis de nuevo se erigió como conductora de lujo, veloz en las transiciones y con precisión quirúrgica en sus internadas a la pintura, acciones con las cuales anotó 18 puntos.

Su trabajo desconcertó a las sudamericanas, que también sufrieron los lances efectivos de la agramontina Oquendo, además del tremendo despliegue de Clenia bajo los tableros, una auténtica muralla que cuando extendía los brazos era prácticamente infranqueable, al punto de recoger 14 rebotes, cinco ofensivos y nueve defensivos.

Por si fuera poco, la guantanamera alcanzó las 16 unidades con sus encestes, labor consagratoria que la ubica como pilar del conjunto. “En este equipo sabemos que todas podemos ser protagonistas, un día le toca a una, después a otra. Hoy Yamara Amargo no estuvo bien, pero nosotras sacamos la cara y lo que importa es el triunfo final. Hubiéramos querido discutir el oro, pero con este bronce nos vamos muy felices”, confesó Noblet antes de perderse, junto a sus compañeras, a festejar la dramática victoria.Granma

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s