¡Fidel es Fidel!

fidel-castroFlorida, 10.- Así de simple, y en pocas palabras, definió el General de Ejército y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba Raúl Castro al hombre al cual, más que hermano, considera como la máxima expresión de la ética, el humanismo, el respeto a la verdad y el apego a los principios: virtudes que han de adornar siempre la historia y trayectoria del un verdadero revolucionario.

Y sin dudas: ¡Fidel es Fidel!, porque aún cuando nació en cuna mullida, creció en el marco de una familia adinerada y estudió en los mejores colegios, escogió para sí el yugo del sacrificio y la entrega en pos de transformar la vida de todo un pueblo; y como el Apóstol José Martí, se levantó sobre él, de pie, y talló en su frente esa estrella de dignidad que ilumina y mata.

Fidel es Fidel: porque desde la escalinata universitaria supo como nadie, y sin miedo a la muerte, denunciar a tiempo los males de una República mediatizada y pro imperialista. Más de una vez puso en evidencia la tristemente célebre dictadura de Fulgencio Batista, cuando definió su golpe de Estado como un zarpazo a los poderes y derechos del pueblo cubano..

Fue Fidel quien forjó y condujo a la Generación del Centenario a la epopeya del Moncada, esa que cumple por estos días su aniversario 63, y que marcó para siempre el devenir histórico de la Mayor de las Antillas.

La Historia me absolverá se convirtió en alegato valiente y programa insuperable para el futuro de Cuba, seguida de la prisión fecunda, el exilio, la reorganización del grupo revolucionario en México, la expedición del yate “Granma” y la lucha en la Sierra hasta el triunfo popular del 1ro de enero de 1959. Cada uno de estos escenarios contó con el protagonismo del ya para entonces Líder indiscutido e indiscutible de la Revolución cubana Fidel Castro.

Por si fuera poco ¡Fidel es Fidel!: porque se enfrentó al enemigo imperialista a pecho abierto en los albores de la patria nueva, lo venció en Playa Girón apoyado por millones de obreros y campesinos; fomentó la solidaridad y el internacionalismo dentro y fuera de la isla, se hizo acompañar siempre de la palabra honesta en cualquier lugar del mundo y se convirtió en el más grande estratega político de estos tiempos…

¡A punto de cumplir 90 años, Fidel sigue siendo Fidel!. Aparentemente alejado de los asuntos del Estado, sigue iluminando, escribiendo, alertando, combatiendo y orientando el mejor rumbo para la marcha unida de un pueblo rebelde que lo admira y lo respeta.

Sus viejos compañeros, junto a los pinos nuevos de la epopeya socialista forjada en más de medio siglo de batallas y victorias, sabemos que desde su trinchera inexpugnable sigue visitando el futuro, del cual regresa siempre para contarnos y avisarnos de nuevos peligros y hermosas oportunidades… ¡Fidel siempre será Fidel! . (Pedro Pablo Sáez/Radio Florida)

Guardar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s