Intenso trabajo para devolver la normalidad a villa primada de #Cuba #Baracoa

trabajo-baracoa-cubaBARACOA, Guantánamo, 8 oct.- Aunq­ue de­morará meses, tal vez años de­volver a esta vetusta ciudad com­ple­tamente devastada por las ráfagas del huracán Matthew, la belleza y el linaje que siempre ha tenido, lo cierto es que, luego del shock inicial, aquí se labora de manera in­tensa por su gente, y cientos de hombres y mujeres llegados de to­dos los rincones de nuestra geografía, para restaurar las muchas heridas que muestra la villa primada de Cuba.

La primera noticia salvadora es que logró desbrozarse el camino ha­cia esta urbe a través del viaducto de La Farola, un acceso vital por donde ya entra la mayor parte de la ayuda solidaria que llega de manera ininterrumpida, una obra concretada de manera parcial por va­rias brigadas que laboraron, y aún trabajan, en el trayecto Ba­racoa-Cajobabo y a la inversa, las cuales han logrado quitar ramas, piedras y el lodo proveniente de las montañas.

Según datos aportados por el Con­sejo de Defensa en el municipio, otro colectivo ya garantizó el acceso desde Dos Caminos hasta Yumurí y al cierre de esta información estaba a punto de concretarse el paso hasta Maisí a través de Baracoa, lo que facilitará la llegada  de ayuda a ese sufrido poblado, dijeron funcionarios del grupo de construcción e inversiones, quienes precisaron que también un grupo de hombres con sus motosierras desbroza el camino hacia la Vía Mulata, con lo cual quedarán restablecidas las comunicaciones con San Antonio del Sur, Yateras y Guan­tánamo a través de esa montañosa ca­rretera.

Igualmente, se acometía el restablecimiento del vial que conduce hasta la obra de toma del acueducto por gravedad de Baracoa, ubicado en una intrincada zona por donde corre el río Duaba, obra vital para el suministro de agua a la población, explicaron.

De importancia resulta la intensa faena de higienización que llevan a cabo los trabajadores de comunales del territorio, junto a soldados y oficiales de las FAR y otras brigadas, quienes se consagran en la desobstrucción de las principales ar­terias de la ciudad, para luego acometer otras calles secundarias, precisaron los directivos, quienes aclararon, que esta será una tarea que llevará varias jornadas a partir de los grandes volúmenes de es­combros acumulados en todas partes.

Significativa también es la presencia de colectivos de linieros y especialistas del sector eléctrico de varias provincias del país, quienes bajo el intenso sol del oriente cubano, no escatiman horas ni esfuerzo para restablecer en el menor plazo posible el servicio a los moradores de Baracoa y otros poblados cercanos, labor en la que emulan con los trabajadores de Etecsa y RadioCuba, quienes también se ocupan en devolver la normalidad a las comunicaciones, cu­ya primera noticia de impacto fue la posibilidad de comunicarse por telefonía móvil y fija.

REABRE LA FAROLA, CON NUEVO ALCANCE

La reapertura reciente del tránsito vehicular en el viaducto La Farola ad­quiere una importancia trascendental para los baracoenses, pues se rescata la vía principal para el arribo de la ayuda a ese municipio.

A nuestro juicio, ese acontecimiento constituye el principal éxito de las primeras acciones de recuperación en Baracoa, sobre la cual se ensañó inmisericordemente el hu­racán Matthew.

Ayer viernes, solo en los momentos en que este equipo de reporteros transitó por el serpenteante y majestuoso vial, visualizó decenas y decenas de camiones y otros medios de transporte con equipos y cargas diversas, destinados a restañar los daños ocasionados por el meteoro.

El esfuerzo de los constructores, las brigadas de mantenimiento del vial y otras fuerzas, fue colosal, ya que en tiempo récord vencieron cuantiosos derrumbes y a cientos de árboles derribados sobre la ca­rretera. Gracias a ellos el apoyo de otras provincias, en hombres y re­cursos, adquirió en las últimas ho­ras matices de avispero.

El viaducto La Farola, una de las siete maravillas de la ingeniería ci­vil cubana, comenzó a construirse en abril de 1964 y concluyó en di­ciembre de 1965. Es decir, en solo 20 meses quedó lista esta compleja obra, promesa de los desgobiernos hecha realidad por la Revolución.

Por este mundialmente conocido vial circulan más del 96 % de las personas y del 80 % de las mercancías que en­tran a Baracoa y salen de esta antiquísima ciudad, la que comienza a erguirse del más demoledor de los golpes recibidos en su historia de 505 años. (Granma Digital)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s