#Café italiano en ISSpresso, de vuelta al espacio

Café italiano en ISSpresso, de vuelta al espacio

Café italiano en ISSpresso, de vuelta al espacio

Roma, 7 ago.- Cuando al cosmonauta siciliano Luca Parmitano le preguntaron qué le faltaba en el espacio, respondió: ”Un buen café italiano”.

Colar un café expreso como un acto cotidiano en las condiciones de una cápsula espacial pareció para algunos un buen acto de imaginación, aunque irrealizable en aquellas circunstancias.

La Agencia Espacial Italiana (ASI) y las empresas Argotec, especializada en la investigación y desarrollo de sistemas aeroespaciales, y LavAzza, conocida productora de café tostado fundada en 1895, ambas de la norteña región de Turín, asumieron el reto y mediante un esfuerzo conjunto hicieron posible el milagro.

Cada una hizo lo suyo para que la máquina ISSpresso, cumplieran el deseo de Parmitano dos años después y en mayo de 2015 pusieron a disposición de los cosmonautas el equipo para colar el café en el mejor estilo italiano. La primera cosmonauta de este país, Samantha Cristoforetti, tuvo la primicia de disfrutar en órbita, a más de 400 kilómetros de la Tierra, el néctar divino en su viaje de 199 días al espacio.

Una obra de ingeniería con efectos beneficiosos desde el punto de vista sicológico para los cosmonautas, tecnológico para futuras misiones espaciales y para el desarrollo y extensión de resultados en la Tierra, como dijo el presidente de ASI, Roberto Battiston.

El 27 de julio último partió en la Soyuz MS-05 desde el cosmódromo rusoen Kazajstán, el tres veces navegante espacial, Paolo Nespoli, con un privilegio parecido para desentrañar secretos en la ingravidez espacial del proceso de elaboración de una de las bebidas emblemáticas de Italia, el café, y ayudar a dictar pautas tecnológicas que le aseguren una superior calidad.

Con sus 60 años cumplidos, Nespoli, junto a sus colegas el ruso SergeyRyazansky y el estadounidense Randy Bresnik, y como parte de la misión Vida que se extenderá en órbita 139 días, se ocupará de 13 proyectos italianos de investigación sobre medicina, tecnología, biología y física, incluida la primera máquina de café espacial.

Valerio Di Tana, director del programa Argotec, valoró el sistema capaz de entregar un expreso de alta calidad a bordo, como ‘darle la posibilidad a un cosmonauta italiano de volver a casa, sin pensar que flota a 400 kilómetros de altura de la Tierra’.

Incluso más, reconoció en entrevista a la agencia DIRE, ‘Isspresso es capaz de entregar incluso té y sopa de pollo, por lo que es muy apreciada por los cosmonautas extranjeros’.

El sistema está instalado, según comentó, dentro del nodo número 1 de la estación. Las cápsulas actualmente en uso fueron suministradas por Argotec y LavAzza en la misión Futuro realizada por SamanthaCristoforetti.

Antes de partir, Nespoli se familiarizó con la máquina y solicitó algunos cambios, como una mejor interfaz entre el sistema y el cosmonauta, por lo que fue modificado el programa informático para acelerar las operaciones con verificación óptima de los niveles de seguridad.

Los fundamentos para preparar café en el espacio son iguales a los de la Tierra, sostuvo Di Tana, quien lo resumió de manera muy sencilla con sólo ‘encender la máquina, seleccionar la bebida y presionar un botón’.

Explicó también que existe una bolsa transparente conectada a la máquina que se llena de agua y, una caja azul; una taza espacial, además de una bolsa certificada vinculada a una caja color marrón como el del café. El interés fundamental de la investigación es el desarrollo de Argotec y de las experimentaciones en órbita y con ello favorecer la aplicación terrestre de esta tecnología, tal como ocurrió con la creación de un sistema innovador de presurización del agua doble efecto, el cual permite una compresión del aire.

Hubo que vencer el escollo de que a bordo no se depositara el café sobre la válvula obturándola, ‘gracias a un sistema de aire de descarga que vacía el circuito hidráulico y limpia toda la máquina en cada ciclo de dispensación’.

Después, comentó, se rediseñó la cámara de erogación del café, para evitar los residuos de polvo y agua en el interior del contenedor donde termina la cápsula utilizada, como sucede en la Tierra.

Sin embargo se logró ‘optimizar la cámara de dispensación de tal manera que elimina cualquier tipo de depósito’, sistema que dijo también se puede utilizar en la Tierra.

Al margen del tema café, su misión esencial, Isspresso es un experimento, que según Di Tana, ‘ha permitido entender el comportamiento de los fluidos en el espacio y precisó que la ciencia de los líquidos es una de las temáticas más discutidas en la estación.

Además, los experimentos tributan una cantidad importante de datos sobre ‘presión y temperatura del agua dentro del circuito hidráulico del sistema y pero también respecto a la propia mezcla entre el agua caliente y café en polvo’.

Por otra parte, uno de los aspectos más importantes pendiente de solución es que la ISSpresso en el espacio produce menos espuma en el café que en la Tierra, un pequeño detalle que distingue al café italiano.(PL)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s