Juan Almeida Bosque: defensor de las causas nobles de su pueblo #Cuba

Juan Almeida Bosque: defensor de las causas nobles de su pueblo

Juan Almeida Bosque: defensor de las causas nobles de su pueblo

La vida de Juan Almeida Bosque estuvo siempre vinculada a la defensa de las causas nobles del pueblo. Su sencillez, modestia y apego a la justicia lo llevó a conocer a Fidel, escucharlo y participar en el asalto al cuartel Moncada, hecho que lo lleva a prisión junto a sus compañeros.

Por presión del pueblo recibe amnistía y luego viaja a México en condición de exiliado, desde donde se dedica a organizar la lucha junto a Fidel.

Almeida aprendió a perfeccionar el uso de las armas durante los ejercicios prácticos realizados en el país azteca y fue uno de los 82 expedicionarios del yate Granma, tras el desembarco vino el primer combate en Alegría de Pio, la sorpresa los embargó, aunque la convicción de hacer libre a Cuba fue más fuerte que las balas enemigas.

Juan Almeida Bosque en la Sierra Maestra participó en numerosos combates. El 27 de febrero fue ascendido a Comandante y en marzo de 1958 organizó el III Frente Doctor Mario Muñoz, junto a sus combatientes derrotó en múltiples oportunidades a experimentados jefes militares de la tiranía de Fulgencio Batista.

Al triunfo de la Revolución cubana ocupó diferentes cargos militares como jefe del ejército revolucionario y en otros mandos, estuvo al frente de las construcciones en el país, organizó los batallones de Lucha contra Bandidos, y fue delegado del Buró Político en la antigua provincia de Oriente.

En cada misión asignada el apego a la política de la Revolución cubana y a su máximo líder el compañero Fidel lo llevó a desempeñarla con dignidad, entrega y lealtad a los principios atesorados durante los años de lucha en la Sierra Maestra, en reconocimiento a sus méritos recibió el grado militar honorífico de Comandante de la Revolución, fue integrante del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y de su Buró Político hasta su muerte el 11 de septiembre del 2009.

Su legado va más allá de la lucha revolucionaria, incursionó en el arte como escritor de una docena de libros y como compositor musical realizó más de 300 creaciones, entre ellas La Lupe, donde describe el agradecimiento al país azteca y el llamado a vencer o morir.

Ese fue Juan Almeida Bosque, guerrillero en la Sierra, hombre sencillo y político cabal en la construcción del Socialismo, amante de la música, escritor y lector infatigable, querido y respetado por sus compañeros y el pueblo, decididos a no olvidarlo. (Humberto Guevara Esquivel/Radio Florida)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s