Vecindarios cubanos, protagonistas de su propia historia

 Vecindarios cubanos, protagonistas de su propia historia


Vecindarios cubanos, protagonistas de su propia historia

La Habana, 2 oct.- Los Comités de Defensa de la Revolución en Cuba (CDR) celebraron su aniversario 58 con el reto de consolidar la unidad, fortalecer el rol de la juventud, y redoblar la vigilancia comunitaria y la prevención social.

El líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, anunció el 28 de septiembre de 1960, en un discurso frente al antiguo Palacio Presidencial (actual Museo de la Revolución), el nacimiento de los CDR, organización creada para defender el entonces proceso de cambio en cada barrio.

A finales de septiembre, en el capitalino Palacio de Convenciones se dieron cita durante tres días delegados de las 15 provincias de la nación para analizar en su IX Congreso temas como la labor de la familia, el trabajo político-ideológico y el papel de los jóvenes en la organización, la mayor de su tipo en el país, con unos ocho millones de integrantes.

En declaraciones a la prensa, el presidente nacional del Movimiento Juvenil Martiano, Yusuam Palacios, expresó que la unidad sigue siendo hoy un factor clave para mantener las conquistas alcanzadas en el proceso social cubano.

Debemos lograr que la unidad sea palpable en los barrios, comunidades y en cada uno de los comités, y estos últimos deben ser la vanguardia de la Revolución, insistió el cederista (como llaman en la isla a los miembros de la organización).

‘Es necesaria la congregación, articulación e integración para lograr un nexo entre los distintos actores que impulsan el proyecto revolucionario’, puntualizó Palacios.

‘Ahora tenemos retos políticos, sociales y culturales, además de una guerra de pensamiento que hay que vencerla, pues la victoria es posible si todos estamos unidos’, recalcó el delegado.

De acuerdo con Palacios, los CDR existen y seguirán en la escena cubana, pero se impone más vitalidad, iniciativa y creatividad.

Por su parte, el escritor, poeta y ensayista Luis Toledo afirmó que el pueblo cubano está llamado a defender su proyecto socialista ante los intentos externos de destruirlo, y los CDR constituyen una valiosa herramienta en esa dirección.

En ese empeño, resulta vital perfeccionar el trabajo político, en aras de salir airosos en la esfera de las ideas, dijo Toledo.

‘Estar preparados en este importante frente también contribuirá a repeler los efectos de los mensajes desestabilizadores de aquellos que están en contra del proceso social humanista iniciado aquí en enero de 1959’, explicó.

De acuerdo con Toledo, siguen los planes dirigidos a paralizar al pueblo cubano y al pensamiento revolucionario, para justificar todo lo que pueda conducir a la debacle del socialismo en la mayor de las Antillas, un escenario que los CDR, como parte del pueblo, están llamados a impedir.

Al respecto, Toledo aseguró que los comités mantienen plena vigencia, y por tanto ‘existen y existirán’.

Los participantes en el IX Congreso, al cual asistió en su jornada final el primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro, destacaron también la importancia de la juventud en la continuidad de la construcción de una sociedad más próspera y sostenible.

Representantes de la nueva generación expresaron su gratitud a la Revolución, y al líder histórico, Fidel Castro, al tiempo que se comprometieron en ser protagonistas de su tiempo.

Coincidieron en que es vital reforzar la combatividad en momentos que el país libra una lucha sin descanso contra las ilegalidades, indisciplinas sociales y la corrupción.

La juventud debe enfrentar los problemas de su tiempo, el que les tocó vivir, pero los resultados en este empeño serían más halagüeños si recibieran el apoyo de los cederistas con más experiencia en cargos de dirección, dijeron los más veteranos en la cita.

Por su parte, delegados jóvenes que ya ocupan responsabilidades en las estructuras superiores de los CDR pidieron romper con esquemas, formalismos, aferrarse a la historia y por encima de todo, mantener valores como el altruismo y la solidaridad.

Los asistentes al cónclave calificaron de vital el trabajo de la prevención social para el desarrollo de las comunidades en la isla caribeña, una de las prioridades de la organización, que también es activa en las donaciones de sangre y la recogida de materias primas.

Es necesaria -enfatizaron- mantener la unidad entre el Partido Comunista de Cuba (PCC), la Unión de Jóvenes Comunistas y la Federación de Mujeres Cubanas para obtener en los barrios resultados positivos en esa labor.

El IX Congreso ratificó a Carlos Rafael Miranda en el papel de coordinador nacional y eligió a Betty Oria como vicecoordinadora.

En la clausura del evento, el segundo secretario del Comité Central del PCC, José Ramón Machado Ventura, destacó los avances de la organización e insistió en la necesidad de buscar vías que permitan implicar cada vez más al barrio, garantizar la participación directa de los vecinos en las actividades y escuchar con atención sus preocupaciones e intereses.

Machado Ventura convocó además a desterrar fórmulas y esquemas, en aras de lograr efectividad en la tarea de defender a la Revolución.

(Fuente: PL)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s