Una factura, varios caminos

 Una factura, varios caminos


Una factura, varios caminos

La Habana, 25 oct.- Rosaura Vázquez se abanica mientras pide el último en la sucursal de la Empresa Eléctrica, sita en 42 entre 33 y 35, en el municipio de Playa. “Déjame coger paciencia, que esto es pa’rato”, comenta en voz alta. Justo a escasos metros del lugar, dos cajeros automáticos permanecen casi vacíos.

La septuagenaria Mayra Santana tiene tarjeta de Telebanca, pero se rehúsa a usarla. “Yo no entiendo de eso y además prefiero pagarle al cobrador, ¡ese no me falla!”, afirma.

El 83 por ciento de la recaudación de la empresa llega por la vía de este funcionario, seguido de las ventanillas de las oficinas comerciales en los territorios, donde entre el día 10 y el 20 de cada mes es alta la aglomeración de clientes.

“Por ello incentivamos el uso de otras formas de pago en los consumidores residenciales –son 730 000 en la provincia-; esto permite a las personas un ahorro de su tiempo, además de impactar en una mejor gestión a nuestra entidad”, advirtió la Ingeniera Leisy Hernández González, directora comercial en la empresa habanera.

“Estamos acostumbrados a que cada mes llegue el lector-cobrador a la casa y pagarle, pero resulta preciso liberarlo de andar por las calles con altas sumas de dinero, máxime cuando el consumo promedio del residencial en la provincia aumenta anualmente, tras la adquisición de equipos electrodomésticos, y la tarifa se vuelve agresiva si supera los 300 kiloWatt”, reconoció la directiva.

“Los trabajadores por cuenta propia, por ejemplo, que posean cuenta bancaria, mucho podrían contribuir a nuestro empeño, eligiendo las otras modalidades de pago a disposición de los consumidores”.

¿Cuáles son esas alternativas?

Existen cinco modalidades vigentes para el pago por transferencia bancaria: telebanca, el ventanillo del banco y el cajero automático; de manera más reciente se han incorporado la telefonía móvil y la remota.

“Si bien todas crecen discretamente, solo el 17 % del sector residencial las defiende; también al compararse con el monto de facturación de la empresa –en un mes son cifras millonarias-, apenas representa el 11.61 %

¿Podría lo anterior relacionarse con la inseguridad de no pocas personas respecto a estas opciones?

Es muy cierto, a veces no se confía. Lamentablemente dentro de nuestra propia organización ha fallado el proceso para acotar que alguien ya pagó por vías que no son el cobrador ni la sucursal. Inclusive se han dado cortes de electricidad indebidos.

“Y aclaro: en ningún caso ha sido responsabilidad del banco ni de nadie; es por mala praxis de nuestros trabajadores al momento de hacer lo indicado en las bases de datos. Con ellos hemos adoptado las medidas correspondientes”, aseguró, tras indicar que si un cliente alega haber abonado el importe del mes, no se le retira el servicio.

“Solo lo hacemos en situaciones de casas vacías”, aseguró Leisy, quien recordó el término de diez días para realizar el pago, luego de recibirse la factura de consumo. De lo contrario, se hace el corte eléctrico. Según lo establecido en el procedimiento de la Empresa, no es obligatorio dejar alguna notificación previa.

“Son pocas las quejas por este concepto, pues los capitalinos muestran disciplina y un alto nivel de respaldo a sus deberes con la empresa en el tiempo establecido”, señaló Hernández.
Con móvil y remota

José Alberto Piloto Pérez, especialista del área comercial, explicó que las más recientes facilidades son la banca móvil y la remota, aun en proceso de perfeccionamiento. La primera consiste en una aplicación para móviles, mediante la cual se puede pagar cualquier tipo de servicio no solo el de la electricidad, además de otras prestaciones.

“Los tres primeros pasos son los más engorrosos, aunque imprescindibles para utilizar la aplicación Transfermovil y enlazarnos directamente con el banco; una vez establecido dicho contacto, resulta sencillo y eficaz su uso desde cualquier lugar del país, sin requerir algún tipo de conexión inalámbrica como Wi-Fi o datos móviles”, indicó Piloto.

Por su parte, a la banca remota se accede a través de un portal web Virtual BANDEC; al ser una modalidad novedosa pocos clientes la utilizan. Uno de sus requisitos es poseer una tarjeta magnética.

“Trabajamos en capacitar constantemente a nuestro personal con el objetivo de fortalecer el uso de estos medios capaces de aportar mayor confiabilidad y eficacia en el pago de los servicios, y que la población se sienta más segura de sus bondades”, aseveró Piloto Pérez.

(CubaDebate)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s