Un “Sí”, por la patria, por la dignidad y por el futuro de la Revolución.

 Un “Sí”, por la patria, por la dignidad y por el futuro de la Revolución.


Un “Sí”, por la patria, por la dignidad y por el futuro de la Revolución.

Florida, 24 feb.- Este domingo 24 de febrero con el resultado de las urnas los cubanos demostraremos al mundo cuánto significan y valen para nosotros la unidad, el respeto a los principios del patriotismo y la responsabilidad, y la vigencia del pensamiento antiimperialista, democrático y revolucionario de José Martí, junto al ejemplo y la continuidad de la obra del eterno Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Cuando a partir de las seis de la tarde de esta jornada de compromiso cívico se inicie el recuento de los votos en el Referéndum constitucional, un ¡Sí! gigantesco se irá levantando desde el oriente hasta el occidente, de Norte a Sur de nuestra isla, para recordarle al Imperialismo estadounidense que ninguna amenaza podrá torcer nuestra voluntad soberana en defensa de los destinos de la patria libre que nos legaron los miles de héroes y mártires que batallaron por nuestra independencia.

Para que tal realidad se confirme con la contundencia que merece, cada uno de los electores convocados para refrendar la Nueva Carta Magna deberá cumplir con el deber de llegar ante la boleta dispuesta en los colegios electorales convencido de la trascendencia de este acto para el futuro del país.

Consciente asimismo de que la mirada del mundo, de amigos y enemigos, se mantiene fija en los resultados y la calidad de nuestra decisión de respaldar el Socialismo y los derechos consagrados en una Constitución elaborada “con todos y para el bien de todos”.

Sin duda alguna, los más de 53 000 floridanos incluidos en las listas de votantes sabrán distinguir hoy entre carencias y necesidades coyunturales impuestas por el cruel bloqueo yanqui, y la importancia de dotarnos de un instrumento supremo, moderno y respetuoso del ser humano, que garantice la independencia política, el desarrollo económico y las conquistas sociales del país.

Decir Sí a la Constitución este 24 de febrero es también la oportunidad de poner freno a la ambición hegemónica y a la retórica anticubana del gobierno de la Casa Blanca. Es decirle a Donald Trump y a su banda de asaltantes que ¡Aquí no se rinde nadie!, y que “quien intente apoderarse de Cuba solo recogerá el polvo de su suelo anegado en sangre si no perece en la contienda”…

Es conciencia y determinación clara de que jamás aceptaremos el chantaje y la humillación, ni regresaremos al pasado infame, neocolonial y plagado de injusticias que la Revolución destruyó para siempre desde hace 60 años.

La victoria del Sí en el Referéndum al cual nos abocamos este domingo será un ¡Sí! a la vida y a la sonrisa de millones de niños y niñas que desconocen aquí los tiroteos y los secuestros en escuelas y calles del país; un Sí por los millones de trabajadores que laboran sin temor al despido y al recorte de sus derechos…

Un Sí para que nuestros abuelos descansen en los parques, seguros de que sus pensiones estarán garantizadas por un presupuesto estatal que, por encima de todo, protege la educación igualitaria, la salud y la seguridad social en cada rincón de Cuba.
Un Sí para evitar el llanto de las madres por los hijos desaparecidos; un Sí para que el negro, la mujer, el discapacitado y el de menos recursos no sean discriminados, ni despojados de su derecho al conocimiento, a la cultura, al disfrute de la riqueza colectiva y al crecimiento intelectual y personal; un Sí para que nadie se atreva a pisotear la integridad y la dignidad de la patria sagrada.

Sí, y mil veces Sí, para que nadie quede desamparado a su suerte.

Votamos Sí, para que el odio, el egoísmo y la violencia jamás encuentren refugio en la tierra que nos vio nacer, y para que cada día el pan se reparta entre todos y nadie muera entre nosotros por falta de asistencia médica.

Yo, usted, aquellos y aquellas, nosotros Votamos Sí, para que ningún lacayo-marioneta del imperio se atreva a plantar la bandera de la división y la desvergüenza en este suelo bañado de sacrificios y preñado de amor, solidaridad e internacionalismo.

Si tantos argumentos no fueran suficientes, es preciso decir también que votamos Sí para reiterar nuestro apoyo incondicional y resuelto al hermano pueblo de Venezuela y al gobierno encabezado por su Presidente constitucional Nicolás Maduro ante la escalada de agresiones y la amenaza de guerra encabezada por la Casa Blanca junto a los lacayos que la acompañan.

Votamos Sí, en fin, por los millones de pobres y desposeídos que ven a Cuba como faro de luz y esperanza en medio de la ola neoliberal, el despojo de riquezas nacionales y el egoísmo que buscan imponer en el planeta las naciones más poderosas.

¡Adelante floridanos, compatriotas todos; desde las zonas San Antonio hasta Las Parras y la Loma de Urabo, desde La Vallita hasta Conquista, desde La Tomatera hasta Ibarra; los del Centro Urbano y José Martí, en Rolando Valdivia y Argentina, en Agramonte; en todos los Consejos Populares, ¡Adelante!…
A las urnas de forma unida y masiva por el éxito de la Revolución y del Referendo que nos llama para un nuevo acto democrático y soberano en homenaje a Fidel, junto a Raúl, y como demostración de apoyo al Presidente Miguel Díaz-Canel en su tarea de conducir los nuevos destinos de la nación.

Ante el llamado de la Patria: ¡Presente!
¡Si por la Constitución!
¡Independencia o muerte!
¡Viva Cuba Libre!

Pedro Pablo Sáez

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s