Bolivia en campaña electoral


Bolivia en campaña electoral

La Habana, 24 jul.- La campaña electoral arrancó en Bolivia, de cara a los comicios generales de octubre venidero, a los que concurrirán nueve partidos políticos y en los que además de elegir al presidente del país se renovarán 36 bancas del Senado y 130 de la Cámara de Diputados.

El actual presidente Evo Morales, del MAS, Movimiento al Socialismo, aparece como el favorito del electorado, a pesar de las constantes campañas de la oposición para boicotear la realización de los comicios y minimizar los logros de su gobierno.

Una encuesta de intención de voto divulgada el lunes por una influyente red de medios de prensa dio a Morales 11 puntos porcentuales de ventaja frente a su más cercano rival, ex ex primer mandatario Carlos Mesa, por la alianza Comunidad Ciudadana.

En tercer lugar marcha Óscar Ortiz, de Alianza Bolivia dice no, con apenas un nueve por ciento, de acuerdo con el sondeo de CIESMORI, cuyo margen de eror es de dos puntos.

El estudio muestra que Morales perdería en Santa Cruz, la más poblada y motor económico del país además de ser un tradicional bastión de la derecha, pero ganaría en La Paz y Cochabamba, las otras dos ciudades más grandes.

Hasta el momento Morales ha ido ampliando su ventaja sobre Mesa, pero no podemos perder de vista que esta será una de las más reñidas campañas electorales de los últimos tiempos, dado el empeño de la derecha de impedir una nueva reelección del mandatario.

Aunque algunos sectores de la oposición se han visto obligados a reconocer la profunda transformación de Bolivia bajo el mandato de Morales; en sentido general buscan evitar otro mandato del MAS y en ello han centrado su táctica electoral.

Nada nuevo ha puesto sobre la mesa la derecha, que a lo largo de los meses previos ha recurrido a todo tipo de artimañas como pedir la renuncia de los vocales del Tribunal Supremo Electoral.

Hasta una intervención de Estados Unidos en el estado plurinacional han solicitado algunos dirigentes y políticos de la oposición que busca a toda costa retornar al poder.

Pero sus programas de gobierno son poco atractivos, significan llevar a la Bolivia de políticas neoliberales de antes de 2006, cuando Morales asumió la presidencia y comenzó los profundos cambios en la nación, que hoy se ubica a la punta de América del Sur en crecimiento económico.

Los analistas han afirmado que los programas de gobierno de la derecha proponen un retraso de dos décadas para el país andino. El sociólogo y analista político Eduardo Paz apuntó que las propuestas opositoras de liberalismo, federalismo y otros modelos económicos, sólo apuntan a debilitar la estructura económica del país.

Los últimos 13 años de la gestión del mandatario boliviano, Evo Morales, hacen hoy al Movimiento Al Socialismo un sinónimo de estabilidad y crecimiento económico, aseguró por su parte, Adriana Salvatierra, presidenta de la Cámara de Senadores.

El MAS, enfatizó, es sinónimo de una participación estratégica del Estado en áreas de la economía, es sinónimo de redistribución de la riqueza, es sinónimo de reducción de la pobreza, es sinónimo de soberanía.

Dos Bolivias compleamente diferentes estarán en juego el venidero 20 de octubre en las urnas. El país de desigualdades e inestabilidad política y social que propone la derecha, y el país, liderado por el MAS, que trabaja por eliminar la extrema pobreza, por el mejoramiento de la salud, la educación y el deporte, la soberanía científica y tecnológica y la soberanía comunitaria financiera.

(RHC)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s