Inti Peredo, el guerrillero que pretendía reiniciar la lucha en Bolivia

Cincuenta nos se cumplen ya de la muerte del luchador y revolucionario, Guido Álvaro Peredo Leigue, conocido como Inti, que había integrado la guerrilla que liderada por el Comandante Ernesto Che Guevara luchaba por liberar a su nación.

Inti fue sorprendido sin protección ni escapatoria posible. Resistió la carga de cientos de policías hasta el último cartucho, y después, según los informes oficiales, arrojó una granada cuya onda expansiva lo golpeó de muerte contra una de las paredes del estrecho recinto que ocupaba, y que resultó una auténtica ratonera.

Nacido en Cochabamba, Inti militó desde muy joven en el Partido Comunista (PC) de Bolivia, y se destacó por cumplir a cabalidad todas las tareas encomendadas. A su ingente labor se deben la organización de una escuela clandestina de formación política de cuadros de todo el país y la creación de organismos de base entre el proletariado fabril, esencialmente aymara.

Inti llegó a ser el principal dirigente en ese partido en La Paz, miembro de su comité central e incluso candidato a diputado en las elecciones de 1966. Sufrir junto a sus compañeros la ofensiva antipopular desatada por el gobierno de René Barrientos Ortuño, lo convenció de que el pueblo no podía seguir enfrentando a pecho descubierto la violencia estatal.

Con esa certeza se separó del Partido Comunista, se integró a una tendencia orientada hacia la lucha armada de los trabajadores frente a la represión y masacres de que eran objeto y se involucró con el pequeño grupo que libraba la lucha guerrillera bajo la dirección del Che Guevara, y llegó a convertirse en comisario político del naciente Ejército de Liberación Nacional de Bolivia.

Inti Peredo fue uno de los 5 supervivientes de la Quebrada del Yuro, auxiliado por unos campesinos logró salvar su vida y con el apoyo del partido Comunista organizó el rescate de los guerrilleros sobrevivientes y su traslado a Chile.

Decidido a reiniciar la lucha armada regresa a Bolivia y una delación lleva a los esbirros del gobierno hasta su escondite; Tenía entonces 31 años y con un revolver defectuoso se enfrentó a cientos de policías hasta ser detenido, torturado y asesinados.

Era el 9 de septiembre de 1969, y Guido Peredo Leigue, Inti, era hombre más buscado del momento y cumplió con su muerte lo afirmado cinco días antes en el manifiesto al pueblo boliviano: “Estamos dispuestos a entregar nuestra modesta cuota, lo único que tenemos, la vida, para lograr la libertad de Bolivia y América Latina y la felicidad de nuestro pueblo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s