Más temprano que tarde Lula vencerá la infamia y reconquistará sus derechos

A punto de cumplir 74 años de vida el presidente más popular de la historia de Brasil y fundador del Partido de los Trabajadores Luis Inácio Lula Da Silva, se mantiene como un ejemplo mundial de dignidad y resistencia frente a la injusticia y la agresividad de las derechas contra los líderes populares del continente americano.

Encarcelado desde hace más de un año, Lula está sometido a un juicio espurio y politizado a partir de burdas acusaciones mezcladas con la sospechosa operación anticorrupción, conocida como Lavayato, con la cual, jueces venales y otros actores que se oponen a la verdadera democracia, apoyados por el gobierno norteamericano lograron sacarlo de la carrera presidencial en el 2018, convencidos del triunfo inevitable del líder obrero en las elecciones del pueblo brasileño.

Sin embargo, y desde su prisión fecunda, Lula continúa convocando la solidaridad con su causa, y son millones los hombres y mujeres del planeta que cada día se suman al reclamo de libertad inmediata para el eterno luchador por los derechos populares frente a la voracidad de las trasnacionales y del imperio dentro y fuera de su país.

En ese llamado se juntan hoy los nacidos en la patria de José Martí, conscientes de la palabra del eterno Comandante en Jefe Fidel Castro cuando nos dijo que “Revolución es luchar por nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo y que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas.”

Sin duda alguna, más temprano que tarde y arropado por el clamor internacional, Lula vencerá la infamia y se juntará de nuevo con su pueblo para reconquistar los derechos que le son arrebatados por el neoliberalismo salvaje impulsado por el actual gobierno de Brasil.

Mientras tanto, miles de médicos cubanos que durante varios años repartieron salud y humanismo entre los indígenas y pobres del gigante suramericano mantienen aquí su disposición de retomar la trascendental misión impulsada por Dilma Roussef y el Partido de los Trabajadores, y se juntan con esa masa creciente de cubanos que ahora mismo, bajo las banderas de la hermandad y la ética del socialismo, reafirman el reclamo para exigir que se reconozca la inocencia y la libertad de Lula. (Pedro Pablo Sáez/Radio Florida)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s