Comenzó Trump salida de acuerdo de París


Comenzó Trump salida de acuerdo de París

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dio los primeros pasos para abandonar de manera formal el Acuerdo de París sobre Cambio Climático, tal y como había anunciado hace más de dos años, con lo que se aisla un poco más de la comunidad internacional.

Fue en junio de 2017, cuando apenas llevaba seis meses en la Casa Blanca, que el polémico magnate dijo que retiraría a su país de ese pacto, firmado por su antecesor Barack Obama junto a otras 197 naciones en 2015 con el propósito de frenar el calentamiento global y proteger el medio ambiente.

Aunque hay quienes piensan que el éxito del acuerdo será difícil sin la participación de la mayor potencia económica del planeta, otros aseguran que el portazo de Washington no tendrá un impacto significativo.

En esencia, ese compromiso pretende disminuir las emisiones a la atmósfera de gases contaminantes, en particular el peligroso dióxido de carbono, el CO2, y limitar el incremento de la temperatura promedio a dos grados centígrados para 2020 y detener el calentamiento por completo 30 años más tarde, en 2050.

De no hacerse nada al respecto, para finales de siglo el planeta será tres grados más cálido con respecto a la era preindustrial, lo que podría desencadenar efectos negativos irreversibles para la vida, tanto la de los seres humanos, como de las plantas y los animales.

En cuanto a la pregunta de si esto será posible con la ausencia de Estados Unidos, los optimistas estiman que sí. Un primer argumento es que la noticia de Trump de que saldría del acuerdo no provocó ninguna reacción en cadena y, por el contrario, en estos momentos son ya 187 los países firmantes que ratificaron se participación.

En segundo lugar, aunque la actual administración estadounidense ha dado marcha atrás a una serie de directivas del gobierno de Obama, como la supresión de los controles de emisiones de metano en pozos de petróleo y gas y la rebaja de la protección de especies amenazadas, en varias ciudades y estados la conducta ha sido totalmente diferente.

Como una especie de rebelión ante la absurda decisión del presidente, numerosos alcaldes y gobernadores aplican por su cuenta políticas medioambientales en consonancia con el resto del planeta.

Además, la ausencia de delegaciones oficiales de Estados Unidos en las reuniones internacionales sobre este tema hace menos tóxico el clima en esas citas y evita presiones y chantajes sobre otros gobiernos.

Por último, y no menos importante, según el texto del Acuerdo de París, la salida definitiva de un miembro no puede ocurrir antes del 4 de noviembre de 2020, cuando cesa el Protocolo de Kyoto. Esto es un día después de las elecciones presidenciales en el país norteño por lo que, de perder Trump, se abre la posibilidad de que otro presidente de marcha atrás en último momento.

Pero aún en caso de no ser así, el mundo gana conciencia, a veces a golpes, de la necesidad de salvar nuestro único hogar, y con ello la vida de todas las especies.

(RHC)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s