Voy a Cuba


Voy a Cuba

La Habana, 6 nov.- Canadá, una vez más Canadá, deja a una escuadra cubana de béisbol prácticamente sin argumentos en el terreno. Es cierto que esta vez, en el estreno del grupo C del Premier 12, con asiento en Seúl, capital de sudcoreana, hubo una mejor cara, pero, otra vez sin poder sonreír. De nuevo el derecho Philippe Aumont desconcertó a una versión nacional de la Mayor de las Antillas, en un juego que además de la insolvencia al bate, dejó lagunas a la defensa que terminaron por redondear la victoria de los de la hoja de maple con marcador de tres carreras por cero.

Ante los embrujados envíos de Aumont durante ocho entradas, la ofensiva cubana se quedó literalmente anonadada, sin respuesta y con muy poca idea de cómo conectarle al espigado derecho. Una vez más el ataque cubano, incluyendo los muy encumbrados jugadores de la liga japonesa, se vio extremadamente débil.

Un resumen de la letalidad de Aumont sobre el elenco antillano se resumen en:

Los jardineros de Canadá no realizaron, mientras él estuvo en la lomita, ni un out, y solo tuvieron dos lances: los jits de Yordanis Samón y Yovani Alarcón.
En dos tercios solo hizo 64 lanzamientos.
Cinco de los ocho capítulos los retiró de uno, dos y tres.
De los ocho episodios en los que trabajó, en siete retiró al primer hombre.
Ponchó a nueve y regaló un solo boleto.
De los nueve ponches, seis se los dio a Yurisbel Gracial (2), Alfredo Despaigne (1) y Frederich Cepeda (3), entiéndase, tercero, cuarto y quinto hombres en la alineación.

¿Cómo lo hizo?

Con un excelente concepto de pitcheo, basado, primero que todo, en su control, y en el que primaron sus lanzamientos de rompimientos, que hacían la variación muy cerca de la zona de strike y caían en zona mala, confundiendo a los bateadores. No lo logró acudiendo a la velocidad, pues cuando le puso a la bola, su recta no pasaba de las 91 millas, aunque es cierto que después de bordar con sus rompientes, un lanzamiento con esos indicadores en el velocímetro parece mucho más rápido.

Y lo consiguió porque los bateadores cubanos fueron incapaces de ajustarse, en al menos tres turnos, frente a sus comandos de picheo.

Esa fue la principal causa de la derrota, es decir, las virtudes de Aumont y la ineficiencia de una alineación que vio cómo 11 de los 12 ponches que se tomaron los caribeños, congelaron los maderos del segundo, tercero, cuarto y quinto, es decir la columna vertebral de la ofensiva de cualquier conjunto de pelota.

Si a eso le sumamos que los episodios cuarto y octavo, en los cuales los canadienses fabricaron una y dos carreras, respectivamente, fueron para cero en el pizarrón, entonces queda claro que no había cómo encontrar la senda del triunfo. En el acto cuatro, un inofensivo elevado al jardín derecho cayó inexplicablemente delante de las piernas de Yurisbel Gracial, y lo que debió ser el primer out se convirtió en doble, luego vino el jit de Michael Saunders para fletar la primera. De no haber fallado el patrullero yumurino, la entrada culminaría con elevado al derecho y un fácil lance por el campo corto, según lo que fue después a la hoja de anotaciones. En la escena ocho también hubo tres posibilidades de out antes de que se anotaran las dos carreras por el descontrol del astro de los Halcones del SoftBank japonés, Liván Moinelo.

Es justo destacar que el derecho tunero Carlos Juan Viera lanzó una gran pelota, aun cuando boleó a cuatro hombres en cinco y un tercio, ponchando a siete rivales y tolerando tres jits, uno de ellos el controvertido elevado del cuarto capítulo, lo que demuestra la acertada designación del mentor Miguel Borroto. Las palmas también para el camagüeyano Yariel Rodríguez, prácticamente intransitable. Ellos fueron protagonistas en este estreno, a pesar del fracaso.

Creo que fue un buen juego de pelota en el que tiene que haber un ganador y un derrotado, y opino, además, que si bien Sudcorea, de local y con sobrados criterios para sustentar su condición de favorita de la llave C, es un hueso duro de roer, no todo está perdido. El reto en un certamen corto como este no pasa solo por la calidad de los rivales, sino por expresar en el terreno las verdaderas potencialidades de un equipo, esas que el elenco cubano tiene, y que ha de explotar en las siguientes dos salidas, aun cuando haya que hacer cambios en el lineup ante Australia, buscando eficiencia y eficacia, pues también en un calendario corto no hay tiempo para que alguien se recupere; si no salen los batazos habrá que recurrir a una alineación de más tacto, más rápida y en la cual se exploten otros recursos como la velocidad de home a primera, y en las almohadillas, como lo intentó el propio plantel de Canadá, que sacrificó a su cuarto bate Michael Saunders, de diez años en las Grandes Ligas, para buscar una más en ese octavo capítulo, donde hicieron dos.

El reto es grande, mucho más grande que la noche que acabamos de vivir, pero no imposible; jugamos un buen béisbol ante los canadienses y debemos hacerlo mejor ante australianos (mañana a las 4:00 am) y sudcoreanos (día 8, a las 4:00 am). ¿Los japoneses? No creo justo cargar contra Gracial y Despaigne, que si batean con Fukuoka y con Cuba no; en la liga nipona son más de 140 partidos y no siempre salen airosos, lo que pasa que en ese esquema largo hay tiempo a recuperarse, en este no, solo vale lo que haces en el día, porque después quedan solo dos jornadas y estás obligado a todo o nada. Ellos saben que son los horcones de ese equipo, apostemos por ellos, apoyémosle. Esto empieza ahora, no se ha acabado.

Este jueves, en las primeras horas de la madrugada estaremos junto al equipo Cuba, junto a Despaigne y Gracial, Cepeda y Arruebarruena, porque si nos ponchamos con ellos, también buscaremos con ellos el jonrón.

(RHC)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s