Gobernador de Luisiana logra reelección, en nuevo golpe para Trump

John Bel Edwards continúa al frente de Luisiana pese a maniobras difamatorias de Trump

El gobernador de Luisiana, el demócrata John Bel Edwards, tiene garantizado hoy un segundo mandato tras ganar su reelección este sábado, pese a la campaña desplegada en su contra por el presidente estadounidense, Donald Trump.

Según datos difundidos por el diario The New York Times, el actual ocupante del cargo en ese estado norteamericano sumó 774 mil 469 boletas en los comicios celebrados la víspera, el 51.3 por ciento del total, mientras su rival republicano, Eddie Rispone, recibió 734 mil 128 (48.7 por ciento).

De ese modo, Edwards se mantiene como el único gobernador demócrata en el llamado sur profundo del país, que junto a Luisiana, abarca estados como Carolina del Sur, Mississippi, Alabama y Georgia.

Además de destacar su victoria, medios estadounidenses remarcan que el resultado es un golpe significativo para Trump, quien durante semanas llamó en las redes sociales a votar por Rispone, y en los últimos 11 días viajó dos veces a Luisiana para darle su apoyo personalmente.

Como parte de su estrategia de campaña en un estado cuyos votantes son mayoritariamente republicanos, Rispone, un hombre de negocios rico y donante del partido rojo desde hace mucho tiempo, se alineó con el jefe de la Casa Blanca, al punto de criticar a los inmigrantes ilegales y de describir a Edwards como un gobernador ‘liberal y socialista’.

Sin embargo, el titular del cargo es en realidad un demócrata conservador, favorable a la posesión de armas y contrario al aborto, que logró mantener cierta popularidad en el territorio mientras se distanció frecuentemente de la línea predominante en el partido azul a nivel nacional.

Durante la campaña, Edwards resaltó los logros que alcanzó como gobernador, entre ellos equilibrar el presupuesto del estado, aumentar el gasto en educación y expandir el programa de atención de salud Medicaid.

El resultado fue un reproche punzante para Trump, quien había apostado parte de su capital político en la carrera, consideró al respecto el Times.

Al celebrar un mitin el jueves en el estado, el jefe de la Casa Blanca pidió a los votantes que apoyaran al republicano, porque equivalía a darle el triunfo a él mismo, en tanto durante el sábado instó varias veces en Twitter a los habitantes de Luisiana a emitir su boleta a favor de Rispone.

La importancia que Trump le dio a esa contienda parece haberse incrementado luego de que también este mes otra de las figuras respaldadas por el mandatario, el gobernador de Kentucky, Matt Bevin, no consiguió la reelección al perder en los comicios estatales ante el demócrata Andy Beshear.

De ese modo, de los tres cargos de gobernador que estuvieron en juego este año en el país, todos en territorios mayoritariamente republicanos, los miembros de la formación azul consiguieron la victoria en dos, con la única excepción de Mississippi. Prensa Latina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s