Amor en tiempos difíciles (+Imágenes)

¡Amor, amor que nació desnudo y ungido por la pasión; ¿Qué busco, qué tengo, qué doy; qué encuentro en esta ocasión, para obsequiarte en febrero…?

¡Dame un beso mañanero,
báñame en tu corazón,
déjame ser la razón
de tu andar por este mundo;
enséñame a ser profundo
y a saber pedir, perdón…!
-¡Pero es que mira, son tantos los que en esta fecha hermosa compran siempre alguna cosa para obsequiar al amor…!
¡Regálame alguna flor,
una sonrisa, un abrazo;
extiende por siempre el plazo
de ser amantes dichosos
y dame sueños preciosos
que den firmeza a mis pasos…!

-¡ Me devuelves el respiro porque en tiempos de carencia, tengo cargos de conciencia al ver mi bolsillo herido…
¡Tonto, yo nada te pido…,
soy el amor, ¿lo olvidaste?
Soy el sabor que tocaste,
el aire que has distinguido;
soy la magia que ha crecido
y la emoción que creaste…!
-¿Pero…, no te gustaría algún regalo bien caro; algo que dejara claro, mi cariño y tu valía…?
San Valentín no sabía de dineros ni riquezas,
el amor es más que esas cosas son materiales:
se alimenta con rituales de caricias de ternuras,
de palabras, de locuras, de momentos especiales…¡
¡Entonces, voy a obsequiarte lo más preciado: mi vida, mi gratitud encendida por la suerte de encontrarte…
¡Gracias… Ya viste el contraste
entre lo eterno y lo hermoso,
entre un objeto precioso
y la dicha de quererse…
Al amor hay que atreverse
con una sola riqueza:
que la pasión sea la mesa,
la complicidad viva en la cama,
que el corazón sea una llama
y cada día, una sorpresa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s