Por tu bien quédate en casa

Escucha bien floridano:
debes quedarte en tu casa
porque anda un mal que amenaza
con pasar de mano en mano.
Es tu deber ciudadano
respetar cada medida,
cada regla establecida
para vencer la pandemia
y evitar que su endemia
nos arrebate la vida.

Cuba ha sido distinguida
por su salud poderosa,
por la fuerza victoriosa
de este ejército que cuida;
pero si usted se descuida,
si no se lava las manos,
si no comprende que estamos
en medio de un gran peligro,
no habrá médico ni libro
que nos mantenga bien sanos.

Quédate en tu casa abuelo,
quédate allí con tu nieto,
vive en familia este asueto
sin provocar desconsuelo.
Aleja de tu espacio el duelo,
padre, madre, tío, vecino,
recuerda que tu buen tino,
te recomienda alejarte
para evitar enfermarte
y amenazar tu destino.

El país comprometido
te pide esfuerzos concretos
no coloque en aprietos
al Gobierno y al Partido…
Ambos van comprometidos
con salvar a nuestra gente,
pero siempre ten presente
que es el pueblo quien decide,
cuya disciplina impide
que la Covid se incremente.

No será la policía
quien resuelva este dilema,
la prevención es un tema
personal de cada día…
Díaz-Canel ya lo pedía:
y hay que dar el paso al frente,
informar bien a la gente
combatir la rebeldía
de aquellos que todavía
andan en riesgo latente.

En Cuba tenemos la suerte
de contar con un Estado
que nunca ha puesto de lado
el cuidarnos de la muerte…
Pero tú debes ponerte
a su altura en esta guerra
con los pies sobre la tierra
cumpliendo con su mandato
para evitar cualquier trato
con la pandemia que aterra.

No acudas nunca a la cola
donde la gente se aprieta,
donde un grupo no respeta
la distancia en su camino.
Allí el virus asesino,
silencioso y solapado
puede estar agazapado
cargando con su guadaña
con el contagio que empaña
el esfuerzo realizado.

Quédate en casa mujer
y mantén allí a tus hijos,
la calle es un acertijo
y hay mucho por qué temer.
Cumple firme tu deber
porque eres fuente de vida
porque estas comprometida
en proteger la existencia
de tu familia en esencia,
y de la humanidad herida.

Que estén en su casa el niño
y el joven con la esperanza
de que el futuro se alcanza
si hoy se recorta el cariño…
Y para volver al guiño,
a la escuela, a la oficina,
al chisme con la vecina,
a los juegos y al detalle,
primero hay que lograr que falle
la trasmisión asesina.

A la Covid-19
No dejemos ni una brecha,
porque aún si fuera estrecha,
por ella pasa y se mueve…
Entonces, tira el doble nueve,
ciérrale el juego en tu puerta,
mantén tu nasobuco alerta,
arrecia la disciplina,
y asóciate al que camina
con la conciencia despierta.

Un aplauso a la salud
porque bien se lo merece,
por la pasión con que ofrece
bálsamo, cura y virtud…
Pero sirva su inquietud
llamando a la disciplina,
porque la Covid domina
sin rostro y sin distinciones
aportando corazones
como una fiera mezquina.

Fuerza y solidaridad Florida.
Ganaremos la pelea,
pero es preciso que sea
sin perder ninguna vida.
Que no haya gente escondida
cuando la pesquisa pasa;
evitemos que la tasa
de enfermos se eleve aquí
por eso te digo a ti: por tu bien,
Quédate en casa.

Pedro Pablo Sáez Herrera/ Radio Florida

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s