“En Cuba socialista nada es más importante que un niño”

Florida, 1ro jun.- Entre los beneficios que disfrutan los niños cubanos destaca uno que No por evidente deja de ser el más importante desde hace 60 años: el privilegio de haber nacido, vivir y crecer en este archipiélago antillano, bajo la mirada cariñosa y protectora de la Revolución forjada por Fidel y de un sistema institucional que los coloca en el centro mismo de las políticas sociales, del gobierno y del Estado.

Para los millones de hombres, mujeres, jóvenes y adolescentes que vinieron al mundo después de MIL 959 la reflexión anterior No puede significar lo mismo que para otros muchos que hoy sobrepasan las SEIS décadas de vida, y que conocieron las privaciones, el abandono, la desesperanza y la mirada perdida de miles y miles de infantes atrapados en la Cuba pre-socialista, aplastados por los males de la pseudorrepública y la corrupción de los gobiernos y las tiranías pro-imperialistas.

En el histórico alegato reconocido con el título de “La Historia me absolverá”, pronunciado por Fidel Castro Ruz en MIL 953 durante el juicio por el asalto al Cuartel Moncada, el entonces líder del movimiento definió con certeza la realidad de la niñez antes del triunfo de la Revolución cuando dijo: “A las escuelas del campo asisten descalzos, semidesnudos y desnutridos menos de la mitad de los niños en edad escolar y el 90 POR CIENTO de los infantes que residen allí está devorado por parásitos. La sociedad se conmueve ante la noticia del secuestro o el asesinato de una criatura, pero permanece indiferente ante el asesinato en masa que se comete con tantos MILES y MILES de niños que se mueren todos los años por falta de recursos, agonizando entre los estertores del dolor…”

La Constitución de la República y el juramento de Baraguá recogieron en sus textos la voluntad de nuestro pueblo de No regresar nunca a ese pasado incierto y oprobioso, luego de haber conocido, disfrutado y cimentado los más trascendentales cambios en la vida de los infantes de la nación donde José Martí soñó poner la justicia “tan alta como las palmas”.

La caravana de la libertad fue el comienzo de las transformaciones en favor de la niñez y la juventud cubana, en una voluntad social integral que NO conoció limites hasta el presente en Cuba…

El derecho pleno, igualitario, gratuito y universal de nuestros niños a la vida, a la educación, la salud, la cultura, el deporte y la recreación sana se multiplicó aquí en Miles de escuelas y centros de asistencia médica construidos por la Revolución; en la graduación creciente de maestros, la creación de círculos infantiles, hogares para niños sin amparo filial, hospitales pediátricos, parques infantiles, vacunas que protegen contra 14 enfermedades curables, seguridad y asistencia social, una mortalidad infantil por debajo de la mayoría de los países más desarrollados del planeta, garantía de estudios superiores y defensa incondicional de la integridad física y moral de cada uno de ellos por parte del Estado cubano.

La actual batalla contra la pandemia de la COVID-19 causada por el nuevo coronavirus ratifica esa impronta sembrada en la conciencia colectiva de este pueblo, cuando millones de niños fueron aislados en sus hogares con el objetivo de protegerlos, muchos de ellos bajo el cuidado de los padres autorizados a cumplir tal encargo con el respaldo salarial aprobado por el gobierno sin distinción alguna.

Nosotros nos preguntamos ¿Cuánto más se pudiera haber hecho por la felicidad de nuestros niños si no existiera el criminal bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno estadounidense, bajo cuyo impacto han nacido y crecido CINCO generaciones de cubanos?

Pese a ello, en esta tierra rebelde y solidaria sobran motivos para celebrar con alegría y optimismo este Primero de Junio el Día internacional de la infancia, convencidos de que en Cuba, mientras haya socialismo y revolución, No existirá nada ni nadie más importante que un niño. (Pedro Pablo Sáez/Radio Florida)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s