Preparada Cuba para comenzar la recuperación post Covid-19

Preparada Cuba para comenzar la recuperación post Covid-19

La Habana, 12 jun.- Miguel Díaz-Canel, presidente de la República de Cuba, dijo este jueves en el programa radio-televisivo Mesa Redonda que como pronóstico a mediados de la semana que viene o principios de la siguiente pudiéramos implementar la primera fase de la etapa de recuperación en el país, si no aparece algún evento que pudiera cambiar el escenario.

El mandatario cubano explicó que aunque se ha informado de las medidas post Covid-19, en los próximos días los organismos y estructuras de gobierno informarán las medidas más específicas.

Agregó que la entrada de este nuevo coronavirus a Cuba nos provocó un desafío en medio de un brutal asedio del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos, pero estamos impulsando un huracán de creatividad de nuestro pueblo para enfrentar las adversidades, afirmó.

También aseguró que a partir de orientaciones del General de Ejército Raúl Castro se elaboró el Plan y no hubo que improvisar nada; mientras destacó la implicación de fuerzas civiles y armadas, citando como ejemplo que los primeros hospitales que atendieron pacientes con la enfermedad fueron los militares.

Hemos sentido muy directamente a Fidel en estos meses impulsando el trabajo de nuestro pueblo, aquí ha estado presente la obra visionaria del Comandante en Jefe en la salud, la ciencia, los recursos humanos cada vez más calificados y la visión de servir a la salud pública por encima de una visión mercantilista, resaltó.

Y añadió: “si uno repasa el modo que se trabajó en estos meses hay que reconocer la manera en que trabajó nuestro pueblo y los trabajadores de la salud, con acciones en los estudios de evolución, producciones farmacéuticas y tecnológicas, protocolos de atención médica, todo eso que estamos en condiciones de compartir en la obra de la Revolución cubana”, subrayó.

También se refirió a que si bien hubo indisciplinas, la respuesta mayoritaria fue la de acompañar al Partido y el Gobierno en la batalla actual que es de todos.

Igualmente dijo que EE.UU. es el país que más ha hecho contra el multilateralismo y la cooperación mundial al desentenderse de la Organización Mundial de la Salud y arremeter contra la Organización Panamericana de la Salud cuando más las necesitamos.

Asimismo, el Presidente de la República de Cuba enfatizó en que gracias a que defendimos nuestro modelo es que pudimos resistir en este momento tan duro.

Además, dijo que lo próximos pasos exigirán igual disciplina, consagración y esfuerzo; mientras agradeció a todos los que se entregaron en cuerpo y alma en la batalla contra la epidemia, los que colaboraron de una manera u otra, aseveró.

Argumentó que el país ha ido disminuyendo los casos positivos por día, se ha reducido la cantidad de personas ingresadas por Covid-19, mientras el 85,4 % del total de casos confirmados han sido dados de alta médica.

Lo anterior, sumado a la reducción de los enfermos en estado crítico o grave en los últimos 15 días, es resultado de la aplicación de los protocolos terapéuticos, que con el aporte de la ciencia cubana, se consolidan cada día.

El Presidente cubano resaltó la labor solidaria de Cuba al enviar brigadas médicas al exterior para enfrentar la pandemia y recordó el recibimiento del primer grupo de integrantes de la brigada Henry Reeve que fue a la región italiana de Lombardía, “no fue una decisión de esperar para enviar, sino que en medio de una situación sanitaria que empezaba a ser compleja en Cuba con el desarrollo de la enfermedad, prevaleció la voluntad de compartir lo que tenemos: el recurso humano”.

La vida vence a la muerte, la solidaridad vence al egoísmo y el ideal socialista vence al mito del mercado, ahondó.

Sobre la próxima etapa que vivirá la nación antillana y permitirá volver a la normalidad, Díaz-Canel resaltó que el Gobierno desarrolló una estrategia económica y social- aprobada por el Buró Político del Partido Comunista de Cuba y el Consejo de Ministros- que permitirá enfrentar la crisis aguda que se pronostica en el mundo post pandemia.

Significó que fue concebida en dos etapas, la primera de recuperación, donde de manera gradual y simétrica se regresará a la normalidad; en tanto, la segunda se conforma como una estrategia de fortalecimiento económico en aras de enfrentar la crisis prolongada a nivel mundial.

En relación con ello, el Presidente precisó que el país tuvo en cuenta la experiencia internacional y las orientaciones de la Organización Mundial de la Salud, que en mayo pasado informó que el nuevo coronavirus se quedaría por mucho tiempo, mientras reconocidos expertos afirman que la enfermedad será endémica.

Sin embargo, Cuba trabaja para controlar la pandemia y el reto ahora es evitar, en la nueva etapa, el endemismo de la misma.

Para ello, declaró, una de las premisas será el pesquisaje activo, sumado a la pesquisa con tecnología SUMA, la cual permitirá identificar casos y sus contactos, sistema de actuación único en el mundo y que ha permitido el control de la enfermedad en la Isla.

Trabajamos para identificar los enfermos y de inmediato aislamos sus contactos y los contactos de estos en instituciones públicas, aspecto que evitó la propagación del virus a través de los casos asintomáticos, acotó el Presidente.

Además, Díaz-Canel se refirió a que en la etapa de recuperación comenzarán todas las actividades productivas de manera gradual, escalonada y asimétrica, es decir, no todo el país va a pasar al mismo tiempo a cada una de las fases.

Explicó que la Isla, además, desarrolla modelos matemáticos y epidemiólogicos, los que arrojan que el epicentro y la cola de la pandemia se ubica en La Habana, por lo que la capital tendrá un tratamiento diferenciado.

Se pronosticó, precisó, que haya un primer rebrote entre los meses de septiembre y noviembre, sobre lo cual se han tomado medidas con el objetivo de que su afectación sea menor.

Tenemos que mantener el ahorro como una premisa, estar dispuestos a ampliar determinadas restricciones si volviéramos a una etapa de rebrote y tener en cuenta que las actividades productivas empezarán con el 30 % de su capacidad, siempre cumpliendo con las medidas higiénicas, que vinieron para quedarse, dijo el Presidente.

Se mantienen el distanciamiento físico, el uso del nasobuco y la desinfección constate, expresó.

Durante la comparecencia, Díaz-Canel instó a mantener la atención priorizada y personalizada a las familias más vulnerables, así como continuar el fortalecimiento del comercio electrónico, un proyecto que ha generado quejas por parte de la población, pues la realidad sobrepasó las capacidades iniciales.

Llamó a aprovechar las nuevas oportunidades de exportación, originadas en este contexto para medicamentos y servicios médicos cubanos, y a perfeccionar, a lo interno, los mecanismos de acopio y distribución de productos básicos a la población.

Por último, Díaz-Canel informó que hoy se estudian cinco candidatos vacunales, de ellos uno más avanzado, del que se informará posteriormente a la población.

Se volverá a la normalidad de manera gradual y asimétrica

Manuel Marrero Cruz, primer ministro de Cuba, informó que el Plan de recuperación post Covid-19 en el país tiene entre sus objetivos regresar a la vida normal de manera gradual y asimétrica.

Esta etapa tiene el propósito de regresar a una normalidad, pero entendida como una nueva normalidad; evitar un rebrote de la enfermedad, y desarrollar capacidades de enfrentamiento al mismo, además de reducir riesgos y vulnerabilidades como consecuencia del nuevo coronavirus, indicó.

Asimismo, destacó que el plan es progresivo y cuenta con 13 ámbitos o actividades principales.

Señaló que se clasificaron en dos grupos: las que llegaron para quedarse y se mantienen en las tres fases, y un segundo grupo que serán adecuadas en el transcurso del tiempo.

En cuanto a las medidas sanitarias, explicó que el establecimiento de cada etapa y fase estará condicionada a los indicadores de salud que ya se han previsto, además estarán acompañadas de un protocolo de salud.

Aseveró que se debe garantizar el distanciamiento físico y el uso del nasobuco para todas las actividades (primera fase) y en un segundo momento comenzaría una gradualidad, sin volver nunca al hacinamiento.

En las dos primeras fases se mantendrá la restricción en la capacidad de los locales de reuniones, y en cualquiera de ellas a aquel trabajador que llegue a su centro laboral con síntomas respiratorios no se le permitirá la entrada.

También, se debe mantener la desinfección de manos y espacios comunes, medidas estrictas de protección a trabajadores en lugares de riesgo.

Se mantiene la reducción en las capacidades de los ascensores – se incrementará de manera gradual- y las pesquisas activas diarias- mientras dure esta situación, alegó.

Marrero Cruz manifestó que se reinician gradualmente los servicios hospitalarios: 50 % (primera fase), 75 % (segunda fase) y posteriormente la normalidad (tercera fase); ocurrirá de manera similar en servicios estomatológicos.

Agregó que se mantienen suspendidas en las dos primeras fases las visitas a los hospitales.

El Primer Ministro recordó que se creó un grupo de trabajo del gobierno para enfrentar la pandemia, el cual ha trabajado para conformar un plan de unas 500 medidas que han sido la base para llegar a este momento.

Medidas sobre la trasportación y la entrada y salida internacional al país

Cuba mantendrá las restricciones de entrada y salida internacional y la prohibición de vuelos comerciales en la primera y segunda fase de la recuperación post Covid-19, dijo hoy Manuel Marrero Cruz, primer ministro de la República.

Durante su comparecencia en el programa radiotelevisivo de la Mesa Redonda, Marrero Cruz expresó que los primeros vuelos internacionales chárters en la segunda etapa llegarán a los cayos directamente, dígase Cayo Coco y Cayo Largo del Sur; así como Cayo Santa María que tiene su Aeropuerto en Santa Clara y por eso tendrá protocolo especial, precisó.

También señaló a que se mantendrá la limitación de viajar con una sola maleta en la primera y segunda fase, mientras en la tercera serán permitidas hasta dos maletas, afirmó.

Igualmente confirmó que se mantiene con limitaciones el transporte público, intermunicipal y rural con limitaciones de manera gradual, en los que será exigido el uso del nasobuco y el necesario distanciamiento físico.

El Primer Ministro informó que en la primera fase se mantienen las transportaciones interprovinciales, pero solo para cubrir demandas específicas de determinados intereses laborales.

En otro momento de su intervención explicó que en la segunda etapa de la recuperación se reiniciará el transporte interprovincial en las rutas regulares: aviación, trenes, catamaranes y ómnibus.

Asimismo, dijo que la renta de autos será aprobada en la segunda fase, aunque limitada a los cayos, al igual que las excursiones y las marinas; en tanto a partir de la tercera se restituyen excursiones y circuitos turísticos, acotó.

Por último, en referencia a ese tema del transporte aseguró que desde una primera fase se restablece el movimiento de cargas no comerciales.

Apertura del turismo

Como parte de las medidas adoptadas para la etapa de recuperación post Covid-19 se va a reiniciar el turismo desde una primera fase solo con el mercado interno, con alternativas incluso de ventas electrónicas, anunció Manuel Marrero Cruz.

Dijo que en la frontera se aplicará un protocolo específico para el turismo internacional en otra fase, y a esos visitantes se les aplicará un PCR, y se les tomará la temperatura.

En el hotel también serán sometidos a un protocolo y durante su estancia tendrán vigilancia clínico-epidemiológica por un equipo compuesto por médico, enfermera y licenciado en higiene y epidemiología.

Hay un protocolo para el caso de que un turista sea positivo, y similar tratamiento recibirán los trabajadores del sector, quienes laborarán durante siete días, serán monitoreados y utilizarán medidas y medios de protección y al salir mantendrán siete días de aislamiento en su hogar, precisó el Primer Ministro.

Manifestó que en la segunda fase se abrirá al turismo internacional, pero solo en la cayería norte y sur, específicamente Cayo Santa María, Cayo Coco, Cayo Cruz y Cayo Largo del Sur; siempre en dependencia del comportamiento de la demanda.

Los visitantes foráneos podrán disfrutar de las bondades de la llamada industria del ocio, pero solo dentro de esos polos, adonde no tendrán acceso los turistas del mercado interno, aclaró.

Respecto al balneario de Varadero informó que se ha estudiado este polo, que quizás sea un próximo destino a abrir al mercado internacional y se espera pueda dividirse este proceso.

En la tercera fase, en función de la demanda se abrirá al turismo internacional el resto de los polos, expresó el alto funcionario.

Dijo que los hoteles no van a abrir al 100 % de ocupación, pues habrá limitaciones además en servicios gastronómicos y recreativos.

Sobre la renta de autos, el Primer Ministro informó que será en la segunda fase, pero limitada a los cayos. A partir de la tercera fase se restituyen excursiones y circuitos turísticos, acotó en su comparecencia televisiva.

Por último, Marrero Cruz subrayó que los campismos van a abrir desde la primera fase, pero con medidas específicas para evitar aglomeraciones.

Medidas para la actividad laboral

El reinicio del trabajo por cuenta propia, el fomento del teletrabajo y la protección salarial de acuerdo a las resoluciones vigentes figuran entre las medidas informadas hoy por el Primer Ministro, para el ejercicio laboral en el periodo de recuperación de la Cuba post Covid-19.

En el espacio informativo Mesa Redonda, Marrero Cruz indicó que todo el proceso va a ser de manera gradual, para evitar rebrotes del virus, y que los trabajadores que no asistan al centro de trabajo por decisión sanitaria, recibirán el 100 % de su salario.

Indicó que se mantienen las medidas dirigidas al trabajo por cuenta propia, quienes podrán retomar sus actividades desde la primera fase de recuperación, incluyendo las casas de renta, aunque dijo que las nuevas autorizaciones para la actividad privada serán a partir de la segunda fase.

Refirió que se garantiza la protección salarial de acuerdo a las resoluciones vigentes, y que el aplazamiento del pago de las cuotas tributarias se suspende hasta la tercera fase, pero el que pague sus impuestos desde la segunda, tendrá bonificación.

En la etapa venidera se mantendrá descentralizada la prestación de ayudas sociales, la prórroga de licencia no retribuida a las madres y atención diferenciada a grupos vulnerables, es decir, núcleos que lo necesiten, hogares de ancianos, hospitales psiquiátricos, casas de niños sin amparo filial y centros de deambulantes.

Se seguirá fomentando el teletrabajo con contenido concreto y se mantiene el pago por resultados en el sector empresarial.

Marrero Cruz explicó que en las dos primeras fases se mantiene la atención a los trabajadores interruptos, es decir, la reubicación laboral dentro de la misma institución, empresa, o en actividades productivas, o el pago del 60 % a quienes no fueron reubicados de manera excepcional.

No obstante, aclaró que a partir de la tercera fase ya no se pagará el 60 % después del primer mes de interrupción, para propiciar la inserción en la actividad laboral.

En este sentido, precisó que aquellos trabajadores que rechazaron ser reubicados de manera injustificada, no se le mantendrá su puesto laboral.

En el caso de las madres o tutores que tienen garantía salarial por el cuidado de los niños, esta se mantendrá hasta que comience el curso escolar, previsto para el próximo septiembre.

Otras medidas anunciadas por el Primer Ministro hablan de la suspensión de la prórroga del término de vigencia de las pensiones a partir de la segunda fase, así como el restablecimiento del cobro de las multas y el pago de impuestos.

A esto se suma el hecho de que, a partir de la tercera fase, ya se aplica la contribución a la seguridad social, y que se mantendrá pago de 250 pesos de estímulo al personal que labora en la limpieza de los hospitales.

Reanudación de actividades y servicios

Manuel Marrero Cruz informó sobre las actividades y servicios de índole social que comenzarán a funcionar en las diferentes fases de recuperación post Covid-19 en el territorio nacional.

Anunció que habrá una flexibilización en los servicios necrológicos, ajustados al protocolo en caso de fallecimiento por el nuevo coronavirus.

Destacó que se reanuda el cobro de servicios eléctricos y gas a partir de la segunda fase y que reinician los servicios jurídicos, incluyendo los matrimonios.

En la primera fase comienzan a prestar servicios los bufetes colectivos y se incorporan los procesos judiciales de acuerdo a prioridades establecidas, acotó.

Según Marrero Cruz, las instituciones religiosas podrán iniciar gradualmente desde la primera fase sus servicios religiosos, tratando de evitar concentraciones masivas de personas.

Se restablecen gradualmente las visitas a los centros penitenciarios, donde no se ha enfermado ningún recluso gracias a las medidas adoptadas.

Asimismo, las asociaciones de personas con discapacidad pueden reiniciar sus actividades desde la primera fase de recuperación, y se restablecen los pases establecidos en el Servicio Militar Activo.

El Primer Ministro añadió que se continuará permitiendo el ingreso al país de los cubanos residentes en el exterior en vuelos humanitarios, con la aplicación del protocolo de aislamiento durante las dos primeras fases; igual tratamiento recibirán los residentes extranjeros permanentes en Cuba.

Se autorizó el reinicio paulatino en las misiones diplomáticos para servicios consulares, alertó, y en el caso de los ciudadanos cubanos que residen en otros países, reiteró que se ha prorrogado el plazo para que mantengan sus derechos.

Además, comunicó, se flexibilizan las facultades de las empresas para que importen, aunque se potencia la industria nacional y el encadenamiento productivo.

Se mantiene aprobación automática de todos los negocios de inversión extranjera que ya funcionan en el país y tienen trámites que vencen, al igual que con las sucursales extranjeras, y se potencian las exportaciones: azúcar, miel, carbón vegetal, ron, tabaco; así como la inversión extranjera.

Respecto al comercio interior recordó que para ofrecerle por la canasta familiar normada una libra de cualquier producto a cada ciudadano se requiere contar con cinco mil 200 toneladas del mismo. En mayo se vendió una libra adicional de pollo por consumidor, pero para junio no se puede, y la decisión fue priorizar a los niños, explicó.

Agregó que se han priorizado los infantes, ancianos y personas vulnerables.

Se perfeccionará la red de distribución y comercialización de productos agrícolas, y existe un seguimiento diario del tema, aunque persisten dificultades en la comercialización y distribución, reconoció.

Expresó que mantendrán la venta controlada del módulo de aseo -en las tres fases de la recuperación-, la comercialización regulada en tiendas recaudadoras de divisa, y se tratará de incrementar la oferta.

Los productos liberados se venderán a precios sin subsidios y se potenciará el comercio electrónico, alternativa que no pudo responder a la gran demanda existente, pero se trabaja para dar respuesta satisfactoria, dijo.

Marrero Cruz alegó que el objetivo es potenciar la venta a domicilio y el servicio de mensajero.

Se abren mercados industriales y se restablecen ventas de todos los productos desde la primera fase, así como también los servicios de garantía.

Los centros de gastronomía reabren desde el primer momento, pero de acuerdo a su capacidad y con restricciones, subrayó.

Manifestó que comenzará la venta gradual y por fase de productos a trabajadores por cuenta propia, se restablecerá la red de alojamiento, así como los círculos sociales, parques de diversiones, zoológicos, jardines botánicos y otros centros, con capacidad limitada al 50 %.

También se restablecen de manera gradual los servicios bancarios -a partir de segunda fase-, se mantiene aplazamiento del pago de créditos otorgados -durante las tres fases-, se mantienen libre de costos aplicaciones asociadas a la emergencia.

Se estimulará el uso de la red móvil en horario nocturno y los paquetes comprados desde el exterior, y desde la primera fase se restablecen los servicios de correos, enfatizó.

En la tercera fase, comentó, se restablece el ciclo de vida de las cuentas nauta y otros servicios telefónicos.

Las máximas autoridades cubanas presentaron hoy, a tres meses de que se reportaran los primeros tres casos de coronavirus en la Isla, el plan de recuperación post Covid-19 en el país, el cual tiene entre sus objetivos regresar a la vida normal de manera gradual y asimétrica.

(RCA)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s