Trabajo por cuenta propia: Implementan en Cuba la figura de traductor e intérprete certificado

Trabajo por cuenta propia: Implementan en Cuba la figura de traductor e intérprete certificado

La Habana, 16 jun.- La Gaceta Oficial Ordinaria No.40 publica este martes dos documentos jurídicos que autorizan el ejercicio por cuenta propia de la figura de traductor e intérprete certificado, aprobada desde noviembre de 2019 como parte del perfeccionamiento continuo del sector no estatal.

El Decreto 365, firmado por el presidente de la República, y la Resolución 85 del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex), dan luz verde a esa nueva actividad que se implementa en el país ante la creciente demanda de servicios de traducción e interpretación, dijo en conferencia de prensa Otto Vaillant Frías, director del Equipo de Servicios de Traductores e Intérpretes (ESTI).

Los traductores e intérpretes, explicó, asumirán la atención de los servicios de traducción de documentos a la población, responsabilidad que hoy tiene el ESTI y que pasará de manera gradual a manos de esos profesionales, en la medida que sean certificados.

Igualmente, podrán ser contratados por empresas cubanas y extranjeras, sociedades, asociaciones, organizaciones no gubernamentales, otros cuentapropistas, excepto por los Organismos de la Administración Central del Estado (OACE), que seguirán atendidos por el ESTI.

Esta entidad traduce anualmente más de 50 000 documentos para que surtan efecto en el exterior, como certificaciones de nacimientos, antecedentes penales, títulos, pasaportes, carné de identidad, relación de notas y poderes.

De tales pedidos se encargarán ahora los traductores e intérpretes privados. El objetivo —enfatizó Vaillant Frías— es que el ESTI se concentre en atender los servicios demandados por los OACE, así como garantizar una mejor respuesta a las solicitudes de la población y las empresas.

El Decreto 365, que entrará en vigor 120 días después de su publicación en Gaceta, también establece la figura de traductores e intérpretes especializados, entre ellos los jurídicos y judiciales, además de otros que se consideren necesarios, argumentó el diplomático.

Judiciales: Profesional facultado por autoridades competentes para interpretar en el curso de una audiencia o de una instrucción, y garantizar los derechos lingüísticos de los procesados que no tengan el español como lengua materna; o para traducir documentos en el ámbito judicial. Igualmente está facultado para hacer la traducción certificada conforme a lo original de documentos destinados a ser utilizados por las entidades administrativas o judiciales.

Se trata de conceptos nuevos y retadores que tendremos la responsabilidad de que funcionen bien, destacó Vaillant Frías.

El director del ESTI argumentó que el Decreto 365 crea el Sistema Nacional de Traducción e Interpretación, como mecanismo de integración y control de la política estatal en el ámbito de las actividades de traducción e interpretación. El Minrex es el órgano rector de este sistema y preside el Consejo Nacional.
¿Cuáles son los requisitos para ser avalado como traductor e intérprete?

La Resolución 85 del Minrex recoge los requisitos y procedimientos formales para obtener y otorgar el reconocimiento y habilitación de los traductores e intérpretes certificados y especializados.

Los interesados deben ser mayores de 18 años, graduados de nivel superior, cubanos o extranjeros residentes permanentes en Cuba, así como no tener antecedentes penales.
La oficina de control y habilitación está ubicada en el ESTI (Calle 11, no. 514 entre D y E, Plaza de la Revolución, La Habana). Los interesados pueden dirigir sus consultas a habilitacion@esti.cu, al sitio web http://www.esti.cu o llamar a los teléfonos 78327586 al 89.
Se realiza una sola convocatoria anual, emitida por el Minrex.
El ESTI emite una resolución en la que se hace constar el lugar, fecha y hora de los exámenes.

Otto Vaillant Frías especificó que los exámenes se realizarán con el apoyo de las universidades y facultades de lenguas extranjeras del país, y que está previsto la conformación de tres sedes: Occidente (en La Habana), Centro y Oriente.

Los tribunales son anónimos.
Los exámenes son de traducción del español al idioma extranjero y viceversa, así como un examen de interpretación.
Los aspirantes tienen derecho a revisión del examen y apelación.
El reconocimiento de los traductores certificados lo firma el Ministro de Relaciones Exteriores.
El ESTI entrega un cuño y un carné que habilita al interesado como traductor e intérprete certificado.

Una vez que el solicitante obtenga este carné deberá dirigirse a la dirección de Trabajo de su municipio para tramitar la licencia como trabajador por cuenta propia, comentó en la conferencia de prensa Yenisey González, especialista de la dirección de Atención y Control al Trabajo por Cuenta Propia del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Esos profesionales, acotó, no podrán brindar servicios de interpretación simultánea, salvo si son contratados por el ESTI.

(CubaDebate)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s