La Habana retoma curso escolar interrumpido por la covid

La Habana retoma curso escolar interrumpido por la covid

La Habana, 2 nov.- La capital de Cuba retomará hoy el curso escolar 2019-2020 para poner fin al ciclo académico presencial interrumpido el 24 de marzo por la pandemia de la Covid-19.

Según se informó en cadena radio-televisiva, se necesitan cinco semanas para concluir el año lectivo y cada nivel de la educación general tiene ajustes curriculares.

La directora de Educación en la provincia de La Habana, Yoania Falcón, puntualizó que en este tiempo se realizaron acciones de mantenimiento y reparación para abrir los mil 209 centros y atender la matrícula de 314 mil estudiantes.

Precisó que muchas de las inversiones fueron en la reparación de instalaciones sanitarias y redes hidráulicas, con el objetivo de garantizar el cumplimiento de las medidas higiénicas frente a la Covid-19.

Este lunes comenzará también el curso 2020-2021 en la mayoría de las provincias del país, con excepción de Pinar del Río (en el occidente), Ciego de Ávila y Sancti Spíritus (ambas en el centro), que presentan un rebrote del nuevo coronavirus.

Los territorios que no abren hoy evaluarán el tiempo extra que necesitan para cumplir con la docencia y cada escuela lo ajustará a sus condiciones.

Según explicó la ministra de Educación, Ena Elsa Velázquez, especialistas del sector participaron en la elaboración de las adaptaciones curriculares para el nuevo ciclo académico, complementadas con un plan de estudio que comprende a todos los niveles educativos.

A partir de las experiencias del III Perfeccionamiento del Sistema Nacional de Educación desarrollado por el ministerio, la estrategia incluye la integración de contenidos, el uso de otros medios de enseñanza y nuevas vías de evaluación, precisó.

Se trata de un curso escolar diferente, signado por las experiencias de enfrentamiento a la pandemia, de ahí la necesidad de que todos, escuela y familia, trabajen en el cumplimiento estricto de las medidas higiénico-sanitarias, significó la titular.

Cuba interrumpió las clases en marzo de este año y, ante la mejoría de las condiciones epidemiológicas en muchos de los territorios, el año lectivo se reanudó en septiembre último.

Durante estos meses de pandemia, la televisión nacional transmitió los contenidos para los diferentes niveles de enseñanza general, se habilitaron espacios de orientación a los padres, así como repasos para los exámenes de ingreso a la universidad.

La mayor parte de la isla vive la llamada nueva normalidad, con excepción de las tres provincias con rebrote de la Covid-19 y La Habana, que debe avanzar próximamente.
La capital, luego de un complejo rebrote de la COVID-19, finalmente puede hoy reabrir sus centros de enseñanza; pero durante cinco semanas se sistematizarán los contenidos del curso anterior, y no será hasta el 7 de diciembre que comience el actual.

Los municipios de San Cristóbal, en Artemisa, y Cárdenas, de Matanzas, que comenzaron las actividades lectivas en fechas posteriores, inaugurarán el nuevo curso los días 9 y 23 de noviembre, respectivamente. Pinar del Río, Ciego de Ávila y Sancti Spíritus dependen de la evolución de sus situaciones epidemiológicas.

El escenario de peligro e incertidumbre impuesto por la enfermedad ha sacado a flote fortalezas del sistema educativo cubano, capaz de reaccionar de forma flexible, y adaptarse –con celeridad- no solo a la situación general, sino también a las particularidades de cada territorio.

Para vencer los objetivos correspondientes, se adapta el tiempo de algunos contenidos, se diagnostican las necesidades específicas de los alumnos, usan otros medios de enseñanza e implementan nuevos métodos de evaluación como los trabajos integradores, bajo directrices metodológicas definidas. También se han reacondicionado espacios y redistribuido horarios.

Las autoridades de la nación acompañan a la familia en sus inquietudes por la salud del estudiantado y, por eso, retomar el ritmo de la enseñanza ha sido un proceso paulatino y contextualizado.

Pese a todos los cuidados que impone la situación actual, cuando se retoma la cotidianidad y la amenaza del SARS-COV-2 está vigente, pocos resultados ofrecen tanta esperanza como el de las escuelas que abren cada mañana y logran brindar al alumnado educación, instrucción y seguridad.

(RHC)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s