Cada vez que ruede un balón de fútbol, Maradona estará viviendo

Cada vez que ruede un balón de fútbol, Maradona estará viviendo

Florida, 27 nov.- Diego Armando Maradona ha muerto para pasar definitivamente a la inmortalidad. Genio y figura del fútbol. De los arrabales de Villa Fiorito en Buenos Aires al Olimpo de los inolvidables. Y si fue grande en un deporte como el fútbol, lo fue mucho más en la vida. Enfrentando a los monopolios como la FIFA, a los grandes medios y haciendo trinchera con los desposeídos del mundo.

Y cuando todo parecía perdido para El Diego de la gente a causa de las drogas, Cuba y Fidel le abrieron los brazos. Y nació así una entrañable amistad. De esas que cuando el abismo aparece a los pies, viene el amigo a tender la mano y a dar el abrazo salvador. Y Maradona anotó en política los más grandes goles que pueda un atleta construir.

Fustigó al imperialismo yanqui. A su manera, demostró la valentía tatuándose el rostro de Fidel en la pierna zurda. De las más virtuosas que haya conocido el fútbol. Y se tatuó el rostro del Ché en el hombro para decirle al universo de qué lado estaba su corazón de pueblo.

Con Maradona, el fútbol fue otro. Sin acumular estadísticas apabullantes como otros grandes de este deporte. Diego Armando hizo de la grandeza individual un sueño colectivo. Sus goles y hazañas llevaron siempre la estirpe de la Argentina más dolida y humillada. Los pobres de la Tierra lo amaron porque tras sus endiabladas cabalgatas dentro del terreno de juego, todos fuimos triunfadores, ante el imperio británico o la todopoderosa Alemania.

Fue humano, de carne y hueso, cometió errores, se equivocó e hizo hasta lo imposible por zafarse de las drogas pero un sol sin manchas ilumina menos. Ha muerto Maradona, dicen los titulares de los periódicos del mundo. Es en definitiva, el último de los grandes tributos que le da la vida. Los que en el futuro quieran saber cómo y para qué se juega al fútbol, tendrán que ver al “ Pelusa “ mil veces y entonces habrán conocido la belleza para siempre.
Cada vez que ruede un balón de fútbol, Maradona estará viviendo

Arcilio R. Peláez Conde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s