7 de diciembre: patriotismo e internacionalismo se unieron para siempre en la Historia de Cuba

Aquel 7 de diciembre de 1896, perdió la causa revolucionaria a un gran guerrero; pero la historicidad nacional ganó una página de dignidad. Aquel día cayó un héroe… uno de los más ilustres hijos de Cuba. Se tendió el ocaso sobre la gloria de un titán de titanes, el hijo de campesinos, el cubano humilde que batió las más selectas huestes coloniales, el mulato austero y audaz que no dormía mientras “buscaba caminos a la Patria”.

Maceo, fue el hombre que escribió la historia en la piel de su cuerpo, las 22 heridas de balas y sus cicatrices, constataban el centenar de combates y cada una de sus victorias. Fue el hombre al que había que poner asunto en lo que decía porque su mente tenía tanta fuerza como el brazo: así describía José Martí al insigne patriota, cuya figura fulgura en la memoria de los cubanos en los albores de diciembre, cuando recuerdan agradecidos, el séptimo día de este último mes, a quien cayera en el fragor de la lucha por su emancipación.

Ese hombre que dijo: “Quien intente apoderarse de Cuba recogerá el polvo de su suelo anegado en sangre si no perece en la lucha”, consagró 28 años de su existencia al batallar por la independencia. Su entrega incondicional a la revolución, su capacidad militar y su firmeza ideológica, hicieron de él, ante todo, un héroe popular.

Titán de Bronce lo llamaron y el apelativo no le quedó grande. Su actuar brilló con mayor acento cuando manifestó su desacuerdo en Mangos de Baraguá, ante la paz sin independencia que se había pactado en el Zanjón. Aquella protesta, la más gloriosa de nuestra Historia, demostraba su voluntad de resistir y vencer.

Al escoger esta fecha para dar sepultura a los restos de nuestros heroicos combatientes internacionalistas caídos en diversas partes del mundo, fundamentalmente en África, de donde vinieron los antepasados de Maceo y una parte sustancial de nuestra sangre, el 7 de diciembre se convertirá en día de recordación para todos los cubanos que dieron su vida, no sólo en defensa de su Patria, sino también de la humanidad. De este modo, el patriotismo y el internacionalismo, dos de los más hermosos valores que ha sido capaz de crear el hombre, se unirán para siempre en la historia de Cuba. (Moraima Borges/Radio Florida)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s