Cuba: Permanente culto a la dignidad plena del hombre

Florida, 10 dic.- Los cubanos de hoy, como pocos en el mundo, tenemos la posibilidad de hablar sobre disfrute de los Derechos Humanos con la realidad de haber conquistado toda la justicia posible, y con el privilegio de vivir en un país donde la dignidad del hombre alcanza niveles impensables para millones de hombres y mujeres en el resto del planeta.

En este minuto, cuando el enemigo imperialista y sus lacayos tarifados y terroristas intentan, de forma desesperada, destruir la tranquilidad ciudadana y fomentar el odio y la incertidumbre en el país con el propósito de revertir el avance de la Revolución y el socialismo en Cuba, vale reflexionar sobre todo aquello que se perdería si ante la amenaza fallaran la resistencia y la voluntad de lucha de nuestro pueblo.

Quienes atacan de manera furibunda a nuestro sistema social lo hacen porque les duele saber que la riqueza natural y económica del país se reparte aquí de manera equitativa, sin que unos pocos tengan el privilegio del derecho a la alimentación, a la salud y a la vida por el volumen de dinero que acumulan, mientras millones se mueren de hambre, de enfermedades y de miseria en medio de la pobreza más ofensiva, tal como ocurre incluso en naciones poderosas como Estados Unidos donde la COVID-19 ha matado a más de 250 mil personas por causa de la irresponsabilidad del actual gobierno de la Casa Blanca.

La convocatoria a defender la soberanía nacional y el sistema político-social que hoy nos protege, se funda el derecho de nuestros hijos a continuar viviendo en paz, con garantías de una educación gratuita y universal, sin el miedo a las armas o a la criminalidad en las calles, con acceso a la práctica del deporte y al disfrute de la cultura, alejados de aquellos vicios que, como la droga, la prostitución y el pandillerismo, destruyen su futuro y llenan de luto a miles de familias en otras partes del mundo.

En esta jornada del 10 de Diciembre en que celebramos la proclamación del Día Internacional de los Derechos Humanos, podemos decir con orgullo que no existen aquí registros de negros asfixiados o muertos a tiros por el color de su piel; expresar que nuestras mujeres alcanzan los más altos estándares de instrucción y acceso a todas las oportunidades que ofrece la sociedad sin distinción algún; y que nuestros niños y niñas cuentan con la máxima protección estatal y comunitaria para su existencia y desarrollo integral como individuos.

La Constitución de la República se levanta como garantía suprema de los Derechos Humanos en Cuba, mientras que el largo bloqueo económico, comercial y financiero impuesto y recrudecido por el gobierno estadounidense contra nuestro pueblo, desde hace 60 años, se mantiene como el mayor acto genocida y violatorio de tal disfrute, en franco desafío a las normas del derecho internacional y de los principios de la Carta de las Naciones Unidas.

Ni golpes suaves, ni revoluciones de colores, ni los cantos de sirenas de un capitalismo desigual y violento al cual no regresaremos jamás, ni la actuación repudiable de la contrarrevolución pagada con los dólares del terrorismo pondrán de rodillas a un pueblo heroico que sabe lo que significa vivir de pie, sin humillaciones y con disfrute pleno de todos los derechos proclamados para el ser humano. (Pedro Pablo Sáez/Radio Florida)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s