Relatores de ONU en Derechos Humanos piden cierre de Base Naval de Guantánamo

Relatores de ONU en Derechos Humanos piden cierre de Base Naval de Guantánamo

La Habana, 13 ene.- Ocho relatores especiales en Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) solicitaron el cierre de la cárcel de la Base Naval de Guantánamo al gobierno de Joe Biden, quien asumirá la presidencia el próximo 20 de enero.

“Guantánamo es un lugar de arbitrariedad y abusos”, manifestaron los funcionarios, quienes también solicitaron la investigación de las injusticias cometidas allí, donde los detenidos —comentan en su comunicado — corren el riesgo de morir por el rápido deterioro de la salud debido a las condiciones crueles e inhumanas de encarcelamiento.

Como “una vergüenza para Estados Unidos” calificaron este centro penitenciario que, en su criterio, debe ser cerrado de inmediato, aunque “debería haberse cerrado hace mucho tiempo”.

Los expertos señalaron que la cárcel —ubicada en un territorio cubano ilegalmente ocupado por EE.UU. desde hace más de cien años— es un lugar “de arbitrariedad y abusos, donde la tortura y los malos tratos son rampantes y continúan institucionalizados, donde el estado de derecho está suspendido de facto y donde se niega la justicia”.

La pandemia de Covid-19 agrava aún más las vulnerabilidades de salud de la población carcelaria, agregan. Remarcan también que la detención prolongada e indefinida de personas que no han sido condenadas por ningún delito por una autoridad judicial competente e independiente bajo el debido proceso legal, es arbitraria y constituye una forma de trato cruel, inhumano y degradante o, incluso, tortura.

Los detenidos, sometidos a torturas o víctimas de traumas comparables, viven en un limbo legal, fuera del alcance del sistema judicial constitucional estadounidense, indican en su comunicado, publicado en la web de la ONU.

Acerca de las comisiones militares, señalaron que violan los requisitos de imparcialidad, independencia y no discriminación. No se esperan juicios a corto plazo, lo que acarrearía una detención indefinida de los reclusos.

La cárcel estadounidense localizada en la Base Naval de Guantánamo fue establecida el 11 de enero de 2002. En 2003, había allí 700 prisioneros, y ahora, en 2021, quedan 40 detenidos, pero solo nueve han sido acusados ??o condenados por algún delito.

Durante esos 19 años de existencia, los relatores de la ONU exigen sistemáticamente el cierre de la cárcel de Guantánamo. “Llamamos a las autoridades estadounidenses a que procesen a las personas detenidas en Guantánamo, en pleno cumplimiento de las leyes de derechos humanos, o a que se les libere o repatríe inmediatamente respetando el principio de no devolución”, puntualizaron.

“Con la entrada de un nuevo gobierno en Estados Unidos y a medida que nos acercamos al vigésimo aniversario del 11 de septiembre, Guantánamo debe cerrarse para siempre”, concluyeron.

Los relatores especiales forman parte de lo que se conoce como los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos, señala la ONU. Estos expertos trabajan de forma voluntaria; no son personal de Naciones Unidas y no reciben un salario por su trabajo.

(RCA)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s