Banco Popular de Ahorro: Entre colas, servicios y tarjetas magnéticas

Banco Popular de Ahorro: Entre colas, servicios y tarjetas magnéticas

La Habana, 22 ene.- Aún no ha amanecido y ya Josefa Concepción de la Caridad camina apurada rumbo a la Sucursal 5232 del Banco Popular de Ahorro (BPA), la más grande de la provincia de Sancti Spíritus.

Llega jadeante y se desilusiona al contemplar que incluso a esa hora de la mañana, la cola es larga.

Hace días le da vueltas al asunto hasta que por fin se decidió; tiene 69 años y desea solicitar una tarjeta magnética: “No me queda más remedio que esperar, soy diabética pero tomé mis precauciones. De aquí no me voy sin que me atiendan, quiero aprender a usar eso que llaman Transfermóvil. Una vecina me dijo que necesito también una tarjeta, soy vieja pero quiero saber. Lo que más me incomoda es la cantidad de gente que hay, mira para allá…”

Y miro. Una cola debería ser una fila ordenada de personas, pero este no es el caso. Más bien se asemeja a un semicírculo, o a la concha de un caracol gigante africano. Y eso que Durán lo repite a diario, me digo para mis adentros; pero aquí están unos encima de los otros, como si el dinero se fuera a evaporar de las bóvedas.

Un joven alto escucha que soy periodista, se me acerca: “Ayer vine sobre las 10 a.m., esperé casi dos horas y al final me fui porque tengo que trabajar. Esto estaba lento que pa que te cuento, si acaso entraron unas 5 o 6 personas en el rato que estuve. Hoy espero tener suerte”.

No le advierto pero va a necesitar toda la suerte del mundo para entrar. Por hablar conmigo se le “ha perdido el último”.

¿Cuántas historias como estas se repiten a lo largo y ancho del país? ¿Cuántas horas de espera bajo el sol del Caribe? ¿Qué hacer cuando una supuesta experiencia de negocios se tiñe de sed y cansancio?
El horario extendido: ¿Solución o problema?

El BPA comenzó con su horario extendido (de 8 de la mañana a 8 de la noche), días antes del cierre del año, o sea, poco después que se anunciara de manera oficial el inicio de la Tarea Ordenamiento. Llegaba al fin la hora cero y con ello una avalancha de personas a las diferentes sucursales bancarias.

Aunque se daba un plazo de 6 meses para cambiar el CUC en manos de la población, muchos se apresuraban. Según un estudio realizado en la central provincia cubana, desde el 16 de diciembre de 2020 y durante los 11 días posteriores más de 64 000 espirituanos acudieron tan solo al BPA.

Algunos directores de sucursales bancarias me explican que parte de la demora del servicio se debe precisamente a que con la misma plantilla de trabajadores, les tocó asumir los nuevos retos.

Para que se entienda mejor, fueron 12 horas de trabajo ininterrumpido, así que no quedó más remedio que alternar a cajeros y comerciales durante la jornada. Como es lógico, laborar los 720 minutos atenta contra la salud e higiene del trabajador. De ahí la decisión.

Razone conmigo, si en una pequeña sucursal, digamos de unos 4 cajeros, se mantienen 3 en servicio durante el horario pico (de 8 a.m. a 3 p.m.) y se reserva el cuarto para después de las 3 de la tarde, ¿no habrá perdido esa misma sucursal el 25% de una parte imprescindible de su fuerza laboral en el horario que más lo necesitaba? No soy un ducho en la materia, pero me asaltan las dudas.

Especialista sí es María Efigenia Caballero, subdirectora provincial del BPA en Sancti Spíritus, quien refiere que el 92% de las personas que acudieron al banco durante el horario extendido lo hicieron entre las 8 de la mañana y las 5 de la tarde. O sea, solo el 8% visitó aquí a una sucursal del BPA después de las 5 p.m.

“La demora de cada cliente depende de la complejidad de la operación, de hecho una persona puede estar hasta 3 horas en la sucursal, por ejemplo: otorgamientos de créditos, solicitud para créditos. Tan solo abrir una cuenta bancaria puede resultar complejo porque implica requisitos legales, establecer beneficiarios, incluso le instalamos el Transfermóvil y le mostramos los pasos para acceder. Resulta necesario darle las matrices criptográficas, te reitero, todo esto lleva tiempo, de ahí las colas”, argumenta Efigenia Caballero.

La fuente reconoce que aunque generalmente las personas esperan su turno, varios se marchan molestos: “Hubo un momento pico en el cual algunas personas vinieron y no pudieron realizar la operación que deseaban, pero ya el panorama ha cambiado y las colas no son tan prolongadas”.

Es cierto, existen operaciones más sencillas como extraer efectivo o cobrar un cheque, sin embargo los servicios más demandados desde el primero de enero de 2021 no han sido el cambio de CUC por CUP, sino el cobro de transferencias bancarias y la solicitud de tarjetas magnéticas.

Al menos en Sancti Spíritus estos son los motivos principales de la demora en el servicio. Ninguno está asociado a la Tarea Ordenamiento, sino a la comprensible necesidad por parte de la población de acceder a un mercado en moneda libremente convertible (MLC).

A esto se suma la falta de insumos para la fabricación de tarjetas magnéticas en el país. La intermitencia genera preocupación, le preocupación genera colas, las colas generan inconformidad.

Con los brazos descruzados se buscan soluciones

Ante la situación descrita anteriormente (que no es privativa de Sancti Spíritus), en muchas sucursales del BPA se optó por diferenciar la cola en correspondencia con el servicio demandado por el cliente.

Para Roberis Dupuy Rodríguez, director de la Sucursal 4942 de Yaguajay, la variante aplicada fue un éxito pues les permitió organizarse mejor y agilizar la espera.

“Lo primero que hicimos fue involucrar mayor cantidad de personas a fin de resolver el problema. ¿Qué concebimos nosotros? Tomamos al archivero, a la secretaria, y a otro tipo de personal y los sumamos a la tarea, y allí están, llenando contratos. Establecimos un sistema en cadena. Al cliente le están llenando el contrato y otro trabajador lo está ya personalizando en el sistema y así, hasta que finaliza el proceso”, explica Dupuy Rodríguez.

La dirección nacional del BPA no está ajena a dicha problemática y le aclaran dudas a cada persona que hace uso de los canales institucionales establecidos; se ha garantizado también el canje de CUC a CUP de las cuentas bancarias del país que debían convertirse el día primero de enero.

De acuerdo con Rubinelson Zaldívar Zaldívar, director de comunicación institucional del Banco Popular de Ahorro: “Lo que sucede en la Isla es que nuestro servicio es muy demandado. El canje de la moneda y el otorgamiento del efectivo lo hacemos los bancos cubanos y por otra parte continuamos prestando todos los servicios en la unidad bancaria, no solo los asociados a la Tarea Ordenamiento sino todos los servicios habituales. La realidad es que aunque el cliente tiene 6 meses para canjear la moneda lo están haciendo ahora y tenemos que aceptarlos, recibirlos y atenderlos”.

Desde el pasado viernes 15 de enero se actualizaron los horarios de servicio del BPA en Cuba debido a la COVID-19. Estos se adecuaron y en algunas provincias se mantienen hasta las 6 p.m. y en otras hasta las 5 de la tarde, siempre de lunes a sábado con el objetivo de garantizar el reordenamiento de la economía.

En el 2021 se pretende potenciar el uso de los canales de pagos electrónicos existentes en el país, tales como Transfermóvil o EnZona para que las personas acudan cada vez menos al banco, excepto para aquellos servicios que no se puedan realizar de otra forma.

La atención al pueblo es prioridad y cada día se trabaja en garantizar los servicios con la mayor eficiencia posible y que éstos se brinden con la agilidad que demandan los tiempos actuales, acota Zaldívar Zaldívar.

Ese es el deseo o la intención. Pero… ¿se cumple al pie de la letra la susodicha directriz en las sucursales y oficinas bancarias del país?

La tarea ordenamiento. Novedades y otras actualizaciones

Con la normalidad prevista ha trascurrido la Tarea Ordenamiento para el Banco Popular de Ahorro.

Desde el momento en que se indicó por la máxima dirección del país la fecha prevista para el inicio de la Tarea se trabajó y se tenía previsto el organigrama a cumplir en cada una de las etapas, desde la capacitación al trabajador bancario, hasta el tratamiento y adecuación de los procedimientos y sistemas informáticos contables para garantizar el éxito, explica el director de comunicación institucional del BPA.

Refiere que durante el mes de diciembre se cumplieron con todas las tareas previstas. Asimismo se adecuaron con denominaciones más altas los cajeros automáticos, en correspondencia con los nuevos ingresos de la población.

Informó que a partir del mes de enero de 2021 los mecanismos y procedimientos informáticos contables estuvieron listos, se hizo la conversión y se le dio tratamiento a todas las cuentas en CUC tal y como correspondía a un grupo de ellas.

De igual forma sucedió en Sancti Spíritus y lo primero que se asumió allí fue el pago a los jubilados a finales de diciembre (antes del llamado día cero).

Comenta la subdirectora del BPA en la provincia que obviamente hubo algunas dificultades pero que de forma expedita se canalizaron y se cumplió con lo indicado. Todos los jubilados de la provincia recibieron sus pensiones y jubilaciones antes de que finalizara el mes, tal como se había previsto.

Lo segundo fue el pago de los anticipos salariales: “Ya para el sábado 26 de diciembre nuestros clientes habían realizado las extracción del dinero y en lo personal, considero que los más satisfactorio fue el cierre del ejercicio económico que implicaba además la apertura del nuevo año con una cantidad de procesos que eran centralizados, pero todo salió como esperamos”, añade Efigenia Caballero.

Novedoso ha sido también para los clientes la posibilidad de cobrar las trasferencias que llegan desde el exterior, en el valor facial de la moneda, es decir, la persona puede cobrarla en la moneda impuesta: “Nosotros la pagamos en Euros o en Dólares Estadounidenses (USD), dependiendo de la disponibilidad de dichas monedas extranjeras, incluso la convertimos a CUP si el cliente lo desea, eso sí en correspondencia con la tasa de cambio vigente. Además la depositamos en su tarjeta magnética en caso de que el cliente lo solicite”, subrayó la directiva.

Muchas de las transferencias enviadas vienen con destino a cuentas pero las que no, pueden cobrarse en CUP o en la moneda facial. Es importante que se conozca que las personas que tienen cuentas en tarjetas magnéticas soportadas en MLC pueden extraer del banco ese efectivo en USD, por supuesto en correspondencia con la disponibilidad diaria que tengan las sucursales de dicha moneda.

Se trata de uno de los procedimientos de mayor demanda en lo que va de año.

A través de la última versión de Transfermóvil es posible consultar las tasas de cambio diarias establecida por el Banco Central de Cuba y así las personas tampoco tienen que acudir a una sucursal para tales fines.

Los créditos bancarios (que tanto interesan a las población), para la compra de materiales de la construcción y pago de mano de obra se mantienen, aunque con algunas modificaciones asociadas a los incrementos salariales.

El BPA aclara que nadie está obligado a reajustar la deuda contraída en tal sentido, pero si la persona lo estima prudente, ya que se ha incrementado su capacidad de pago, puede acudir a la sucursal donde solicitó el crédito y renegociar la mensualidad pactada o realizar pagos adelantados según desee.

(CubaDebate)

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s