24 de febrero y una determinación perdurable: ¡Patria o Muerte, Venceremos! (+Infografía)

Bajo la consigna indestructible de ¡Patria o Muerte, Venceremos! los cubanos de bien, los patriotas, los agradecidos, los que jamás renunciaremos a los principios de la Revolución y el socialismo, damos la bienvenida a esta jornada del 24 de febrero, cuando se cumplen 126 años de aquella clarinada de 1895 cuando la manigua redentora reunió otra vez en su seno a los cubanos para retomar la lucha armada contra la metrópoli española.

Otra vez se levantaron el sacrificio y el machete con el propósito de decirle no, no nos entendemos al oprobio, a las cadenas y a la infamia dominadora; otra vez quedaron atrás los intereses personales, el lujo y las comodidades de muchos para darlo todo por el bien común y la libertad del suelo sagrado; otra vez, en busca de alcanzar la emancipación definitiva de la patria sagrada, se alzó la consigna de Independencia o Muerte, cuna de la rebeldía y de la voluntad soberana de este pueblo.

Fue José Martí, el organizador, el artífice, el alma y cimiento de la convocatoria en la cual se juntaron los Pinos Nuevos y los veteranos de otras campañas precedentes, el que nos legó para siempre el concepto bajo el cual sobrevivimos en miles de batallas y en momentos de extremo peligro: «Con todos y para el bien de todos»

Con esa premisa ineludible, de la cual emergió una república autóctona, cuya ley primera es, y será siempre, “el culto a la dignidad plena del hombre”, hemos resistido y vencido las agresiones del imperio más poderoso del mundo a lo largo de 62 años y hemos superado peligros temibles sin ponernos de rodillas, ni rendirnos jamás al enemigo, sea cual fuere.

Esa es la actitud que hoy debe acrecentarse entre nosotros no sólo para sostener en alto la denuncia contra el bloqueo estadounidense y la consigna de Patria o Muerte frente a los ataques de la contrarrevolución miamense y de sus marionetas internas, como para derrotar de manera definitiva a la pandemia del nuevo coronavirus, avanzar en la implementación de la Tarea Ordenamiento y demostrar al mundo una vez más la fuerza, la vigencia y la razón de las ideas de Fidel.

Al igual que en los días gloriosos cuando la Patria, pletórica de heroísmo se estremecía por el clamor de tantos hijos dispuestos a salvarla, así mismo debe agigantarse la Cuba de hoy con el objetivo de implementar, cumplir y hacer cumplir las medidas dispuestas por el Gobierno y las autoridades de salud pública contra la COVID-19.

En esa misión nos jugamos la vida y el futuro de nuestros hijos. Otra vez resuenan las campanas de la lucha; otra vez nos convocan al combate por la integridad y por el bienestar de la familia y de la Patria sagrada; otra vez nos corresponde juntarnos en cuadro apretado para combatir sin tregua contra la inercia, la ilegalidad y el oportunismo de unos pocos en medio del empeño colectivo por recuperar el papel del salario, ordenar la economía de la nación y situar al trabajo honrado como fuente única de satisfacción y de riqueza.

¡Otra vez los campos floridanos exigen duplicar esfuerzos, semillas y sentido de pertenencia en busca de sacar del surco los productos agropecuarios que precisan el autoabastecimiento territorial y la soberanía alimentaria del municipio y de la Patria!

De pensamiento y de villanías contra la memoria sagrada de nuestros héroes, de mentiras viles y de restricciones genocidas es la guerra mayor que otra vez tratan de hacernos aquellos que persiguen impedir las relaciones normales entre Cuba y su vecino del norte y destrozar la Revolución victoriosa iniciada por los mambises.

¡La ganaremos a pensamiento, pero con la inteligencia que heredamos de Fidel, con la honestidad y el amor como divisas; sin renunciar a la historia que nos legaron de pie los mártires eternos de la Patria nueva, acompañados por Raúl y con la guía del presidente Miguel Díaz-Canel, junto a todo el pueblo como heredero principal de la tradición heroica sembrada por José Martí, Antonio Maceo, Máximo Gómez, Calixto García, Serafín Sánchez Valdivia y otros próceres del 95!

En el aniversario 126 de aquel 24 de febrero, considerado para siempre como efeméride que define la intransigencia de los nacidos en esta tierra, reiteramos a los fariseos de afuera y a los vacilantes de adentro la contraseña perdurable con la cual mantendremos abiertas para siempre en Cuba las puertas del humanismo, la igualdad de derechos y la solidaridad humana: Patria o Muerte, Venceremos. (Pedro Pablo Sáez/Radio Florida)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s