A 62 años de constituida la primera cooperativa arrocera de Camagüey

Abril 2021.- Florida es un municipio que recibió en varias ocasiones al Líder histórico de la Revolución Cubana; varios meses después del paso triunfal de la caravana Verde Olivo, Fidel volvió a Camagüey para clausurar una plenaria agraria, celebrada el 12 de abril de 1959.

La historia cuenta que ese día Fidel llegó al aeropuerto de Camagüey en horas de la mañana y se trasladó a la antigua arrocera de San  Antonio, al sur del municipio de Florida, un área de unas mil 400 caballerías, que habían pertenecido al ex-senador Guillermo Aguilera y  al depuesto tirano Fulgencio Batista.

Ese día de abril de 1959 luego de recorrer la zona el líder de la Revolución Cubana dejó constituida la primera cooperativa arrocera de la provincia de Camagüey, bautizada con el nombre de Ignacio Agramonte, que fue como afirmó: “la primera cooperativa de la Reforma Agraria”….

Luego de este primer encuentro con los arroceros de la comunidad de San Antonio Fidel se trasladó a la Plaza Finlay de la ciudad de Camagüey, donde intervino ante una concentración campesina, y al referirse a lo ocurrido en la mañana, anunció: “Se le entregó a la administración de la cooperativa toda la maquinaria, todas las instalaciones y el Molino Arrocero, un molino que trabajaba dos meses al año, y ahora va a trabajar seis meses, de día y de noche”.

En esa primera plenaria campesina efectuada en Camagüey después del triunfo de la Revolución Fidel esbozó  algunos proyectos del gobierno revolucionario para el desarrollo agrario del país y con clara visión de futuro aseguró: “Cuando toda la nación se haya transformado, cuando todos estemos recibiendo los beneficios extraordinarios de la obra que hoy hacemos … miraremos estos días de hoy con orgullo, miraremos estas concentraciones de hoy con orgullo, miraremos esta historia de hoy con orgullo, porque podremos decir: lo que tenemos lo hemos ganado con nuestros propios esfuerzos.

Ante aquella concentración campesina, cuando ya los enemigos maniobraban para truncar el proceso transformador iniciado el primero de enero,  Fidel llamó a los campesinos y a los obreros a convertirse en soldados y abanderados de la Revolución, y dijo que cada casa cubana, cada casa humilde,  cada casa decente, debía ser una trinchera de la Revolución.

Y antes de felicitar a los organizadores de aquella grandiosa concentración campesina del 12 de abril de 1959 aseguró el líder de la Sierra y del llano: “Cuba no tiene miedo, Cuba no puede tener miedo … Cuba tiene hoy un pueblo que la defiende y un pueblo con millones de cubanos dispuestos a dar su vida por la Revolución”. Martha Martínez Duliet / Radio Florida

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s