Raúl: patriota, hermano y amigo en el corazón de Cuba

Raúl: patriota, hermano y amigo en el corazón de Cuba

La Habana, 3 jun.- Dos miradas se encuentran con la complicidad de almas que caminan juntas al punto de desvanecerse a lo lejos como una. Al rato pueden mirarse otra vez y ahora sentir cómo se desata un torbellino de emociones. Es parte de las relaciones que saben de un cariño infinito, de un hombro siempre dispuesto, un consejo amigo…un hermano.

Lo cierto es que, tener un compañero de vida es sentir que cada parte es un ser especial e inseparable al mismo tiempo. Cada relato familiar guardará las vivencias más hermosas y en ocasiones hasta las simpáticas porque bien sé, eso de ser el hermano mayor, no es tarea fácil.

¿Y usted formó a Raúl? Le pregunta el escritor español Ignacio Ramonet a Fidel Castro en una conversación que devino libro a consultar para contar una relación de hermanos para la historia.

—Cuando iba de vacaciones, yo solo escuchaba críticas de nuestros padres. Y les digo: «Denme la responsabilidad, yo me ocupo de él», le responde.

¿Su hermano Raúl, también estaba con usted?

“Eso tiene una historia. Él estaba allá en Birán, tenía 5 años menos que yo, era el más chiquito, en la casa siempre peleábamos con él. Estuvo interno con nosotros en la escuela de La Salle cuando tenía unos 4 años y medio (…) En un cuarto de cuatro, estábamos Ramón, él y yo más Cristobita, que era el hijo del administrador de un aserrío de una empresa extranjera, la Bahamas Cuban Company, que explotaba parte de los pinares de Mayarí con mi padre. Raúl era entonces un poco malcriado, a veces yo tenía que regañarlo, pero Ramón era su defensor”. (Tomado de Cien Horas con Fidel)

Era Raúl es más chiquito de los hermanos, un poco malcriado en aquel entonces, cuenta Fidel de su hermano con ternura y también con  exigencia. Y de eso se trata: verlos crecer, guiarlos para que brillen con luz propia.

En ese afán vio Fidel cómo el travieso infante con el que discutía por apagar la luz se convirtió en el hombre que, años más tarde, encontró en Cinco Palmas dispuesto a construir una Revolución. Un abrazo selló uno de los acontecimientos patrios más significativos.

Fue Raúl el muchacho vivo que siempre tuvo ideas propias y aprendió a defenderlas. Las hazañas hablan de lo aprendido, de la lealtad y el carácter de quien participó en el asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, en el desembarco del yate Granma, y protagonizó el proceso revolucionario cubano.

Lea también: Las verdades sobre Raúl Castro

Es también Raúl el novio enamorado, el esposo, el amigo, el hermano que disfrutó a plenitud el cumpleaños noventa de su guía eterno como suyo; ese que tiene un detalle en un día de celebración, el padre, la luz que describe un héroe con lágrimas de emoción en sus ojos.

Vea también video …Y Raúl es Raúl

Es el Modesto de Lina -su madre-, el cubano que disfruta del talento de la compañía de teatro infantil La Colmenita como un niño más. Es Raúl el hombre que con la voz entrecortada dio  la noticia más triste de su vida y continuó al lado del pueblo de Cuba.

Es el mismo hombre que hoy cumple años y dedicará el primer pensamiento del día a su hermano porque indiscutiblemente le une a él un país, una historia, una vida de mutua admiración, respeto y la sensación explicable de sentirse una y otra vez como uno solo.

(RCA)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s