Ministro de Salud Pública: “Ser más cuidadosos y acompañar con responsabilidad los esfuerzos de la ciencia cubana para defender la vida”

Ministro de Salud Pública: “Ser más cuidadosos y acompañar con responsabilidad los esfuerzos de la ciencia cubana para defender la vida”

La Habana, 23 jun.- El 2021 se ha caracterizado por un escenario epidemiológico complejo en Cuba. El incremento de personas contagiadas con la COVID-19 continúa en ascenso y con 10 096 nuevos diagnósticos al cierre de la última semana, esta se confirma como la de cifras más elevadas en el transcurso de toda la epidemia en el país.

Durante la pasada semana, fueron La Habana, Santiago de Cuba, Camagüey, Mayabeque, Matanzas, Ciego de Ávila y Holguín, los territorios que manifestaron la mayor incidencia de la enfermedad. Solo en esas siete provincias se concentró el 68,1% de los contagios reportados en esos siete días. Por otra parte, excepto en La Habana, Mayabeque, Pinar del Río, Granma, Las Tunas y el municipio especial Isla de la Juventud, en el resto de las provincias aumentó el número de casos diagnosticados en la semana 24 del año.

A corto plazo, los pronósticos evidencian que en las próximas jornadas debe continuar por encima de los 1000 casos la cifra diaria de personas que podrían confirmarse con la enfermedad en el territorio nacional. Ese comportamiento, que ha persistido durante los últimos meses, ratifica la peligrosidad del virus y las graves consecuencias que puede ocasionar si no se cumplen con rigurosidad y disciplina las medidas diseñadas para enfrentarlo.

Lamentablemente, en la pasada semana fallecieron 72 personas, y aun cuando esa realidad difiere en gran medida del escenario mundial, cada paciente que muere en Cuba duele. Mil ciento ochenta personas han fallecido en Cuba como consecuencia del nuevo coronavirus, desde que en marzo del pasado año se diagnosticaron en el país los primeros casos positivos. Mil treinta y cuatro de estas muertes han sucedido en el 2021, lo cual corrobora la mayor severidad con que actúa la enfermedad, en cualquier rango de edades.

Nuestro personal de la Salud tiene el enorme compromiso de proteger, sin descanso, la vida de todos y cada uno de los cubanos. En ese empeño, necesitamos la cooperación de todo nuestro pueblo, pues de la disciplina con que se asuma cada nueva jornada depende también en gran medida el descenso de los contagios.

La alegría que significan para Cuba los resultados de eficacia obtenidos por nuestros candidatos vacunales Soberana 02 y Abdala, más que confiarnos en el actuar diario, constituyen un desafío para ser más cuidadosos y acompañar con responsabilidad los esfuerzos que hace la ciencia cubana para defender la vida.

(CubaDebate)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s