El flagelo del inhumano tráfico de beisbolistas de Cuba

El flagelo del inhumano tráfico de beisbolistas de Cuba

La Habana, 28 sep.- El inhumano tráfico de beisbolistas cubanos lacera hoy cualquier comentario del gobierno de Estados Unidos sobre una emigración legal hacia la nación norteña y estimula la continuidad de ese flagelo.

La posibilidad de acabar con el robo de talentos cubanos y su ingreso ilícito a territorio estadounidense recibió un duro golpe con la anulación del acuerdo entre la Federación de la mayor de las Antillas (FCB) y las Grandes Ligas, bajo la administración de Donald Trump (2017-2021).

El convenio establecía que la FCB liberaría a todos los jugadores con al menos 25 años de edad y seis o más años de experiencia en la Serie Nacional para que fueran fichados por clubes de la Gran Carpa.

Además, los equipos estadounidenses iban a pagar a la entidad de la isla una tarifa que oscila entre el 15 y el 25 por ciento del valor de los contratos de los beisbolistas.

El pacto iba a ser el pasaporte de entrada para jugadores cubanos que quisieran emprender una carrera profesional en Estados Unidos de forma legal y segura.

Durante años, varios jóvenes talentos de la mayor de las Antillas pusieron en riesgo sus vidas para alcanzar la frontera del país norteño u otras naciones con el sueño de convertirse en estrellas.

Sin embargo, la cancelación del pactado impide a los jugadores cubanos realizar sus sueños de llegar al béisbol organizado de Estados Unidos por la vía natural, habilitada para el resto de los países, y alienta las salidas ilegales y abandonos de los equipos en defensa de intereses políticos, ajenos al bienestar y la tranquilidad de la familia, recordó el Instituto Nacional de Deportes (Inder).

A esos cantos de sirenas cedieron seis beisbolistas de la isla que integraban la selección nacional a la Copa Mundial de Sonora, México, que se disputa desde el jueves pasado y finalizará el 2 de octubre.

Diasmany Palacio, Reinaldo Lazaga y Dariel Fernández, los lanzadores Luis Dany Morales y Ubert Luis Mejías y el receptor Loidel Rodríguez renunciaron al compromiso contraído de defender los colores de la escuadra antillana en la lid universal.

La ausencia de esos jugadores representa un duro escollo para el plantel caribeño y su dirección en la ambición de discutir el título. No es fácil mantener la mentalidad ganadora cuando este tipo de cosas suceden en medio de una competencia. Nuestro total apoyo al equipo, estamos con ustedes, precisó el Inder en su sitio de Twitter.

(RCA)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s