Países de la Unión Europea definen posiciones ante conflicto entre Rusia y Ucrania

Países de la Unión Europea definen posiciones ante conflicto entre Rusia y Ucrania

Bruselas, 2 feb.- Los países de la Unión Europea (UE) definen hoy posturas en medio de un conflicto que involucra de forma directa a Rusia y Ucrania, pero cuyo desenlace afectaría a toda la región.

Las tensiones en la zona limítrofe entre ambas naciones aumentan y Moscú alertó en reiteradas ocasiones sobre el cerco en que se traduce la pretendida expansión de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en el área.

En ese escenario, los gobiernos de Croacia y Moldova consideraron la víspera importante encontrar una solución diplomática que contribuya a la reducción de las tensiones en esa zona de Europa del Este.

El ministro croata de Exteriores, Gordan Grlic-Radman, de visita en la segunda nación, intercambió criterios con las autoridades anfitrionas y coincidieron en que “es importante aplacar los ánimos en aras de una desescalada de la situación”.

Tales declaraciones las emitió en rueda de prensa, durante la cual el viceprimer ministro de Moldova, Nicu Popescu, confirmó que su país “sigue con preocupación el tema” y espera que se resuelva pacíficamente.

Antes Rusia elogió lo que calificó de “actitud independiente de Hungría en función de sus intereses y al elegir a sus socios”.

Tales afirmaciones trascendieron en medio de una visita a Moscú del primer ministro Viktor Orbán.

Allí el jefe del gobierno húngaro afirmó que ninguno de los líderes de la UE busca un conflicto con Moscú y aseguró que su país como otros de Europa Central, está dispuesto a “hacer todo lo posible para “prevenir una guerra fría y reducir la presión y las tensiones en las relaciones internacionales”.

También consideró las sanciones como “un instrumento condenado al fracaso” y que, según sus palabras, logra el efecto contrario al que se le atribuye como objetivo.

En la agenda de su visita aparecen temas como la central nuclear de Paks, en la ribera húngara del río Danubio y la única de su tipo que opera en ese país; la ampliación del contrato con la compañía gasífera rusa Gazprom, así como la cooperación en la fabricación de vacunas y en el estudio del espacio estelar.

Bulgaria en tanto optó por no respaldar decisiones como la de su vecino Rumanía, cuyo ejecutivo apostó por afianzar la presencia militar occidental en el Mar Negro.

El ministro de Defensa Stefan Yanev manifestó que su gobierno es reticente a permitir el despliegue de más tropas aliadas en su territorio y en cambio propondrá a la OTAN la creación en suelo búlgaro de un batallón de hasta un millar de soldados.

Sofía también evitó posturas favorables a las sanciones contra Moscú propuestas desde la UE en caso de una agresión contra Ucrania, opción descartada reiteradamente por el Kremlin.

En ese contexto el primer ministro búlgaro, Kiril Petkov, insistió en la necesidad de un “diálogo constructivo” que lleve a una “desescalada de las tensiones”.

Por otra parte, trascendió el anuncio de una visita que realizará a Ucrania el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, el próximo jueves para reunirse con el mandatario Vladimir Zelensky.

El ejecutivo de Ankara mantiene buenas relaciones con ambas partes y manifestó su voluntad de actuar como mediador para reducir las actuales fricciones en la zona limítrofe.

De su lado, el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció un viaje a Turquía en fecha aún por determinar, según el Kremlin.

En las últimas semanas, políticos y medios de comunicación de varios países occidentales reiteraron acusaciones relativas a una supuesta invasión rusa a territorio ucraniano.

El portavoz de la presidencia rusa, Dmitri Peskov, manifestó que tales reportes son infundados y buscan escalar la tensión en la región, al tiempo que subrayó que su país no representa amenaza para nadie.

Peskov no descartó la posibilidad de que en el futuro se realicen provocaciones para justificar tales declaraciones y advirtió que los intentos de resolver el problema en el sureste de Ucrania por la fuerza tendrían graves consecuencias.

Cabe mencionar que Polonia recién propuso prestar ayuda técnica militar gratis a Ucrania, según comunicó el diario Rzeczpospolita, al citar a fuentes del ministerio ucraniano de Defensa.

Así se configura el entorno geopolítico en un conflicto que mantiene hoy la atención informativa en la región pero que trasciende sus fronteras por las consecuencias de una escalada militar en la zona.

(PL)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s