El Partido tiene que asumir los desafíos que enfrenta la nación con mucha exigencia y con mucho rigor

El Partido tiene que asumir los desafíos que enfrenta la nación con mucha exigencia y con mucho rigor

La Habana, 22 mar.- El concepto del Primer Secretario y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, de que el Partido tiene que asumir los enormes desafíos que enfrenta hoy la nación con mucha exigencia y con mucho rigor, acuñó la más reciente videoconferencia del Secretariado del Comité Central con las y los primeros secretarios de los comités provinciales del Partido y el municipio especial de la Isla de la Juventud.

Ante los actuales retos, “hay que estar constantemente pensando, reelaborando ideas, analizando situaciones, trabajando con los datos (con el método científico) para llegar a las mejores acciones de transformación revolucionaria”, señaló Díaz-Canel en su análisis.

El intercambio, que también fue encabezado por Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político y Secretario de Organización, contó con la participación de los demás integrantes del Secretariado, Jorge Luis Broche Lorenzo, Félix Duarte Ortega, Joel Queipo Ruiz y Rogelio Polanco Fuentes.

En el encuentro se evaluó la marcha del proceso para implementar con la militancia los acuerdos de las asambleas de balance distritales y municipales y las reuniones de la militancia por sectores; y el trabajo que se realiza en función de la preservación de la memoria histórica de la organización.

Se realizó, además, un análisis sobre el trabajo de atención a la población en el Partido y la necesidad de perfeccionarlo, y sobre el desarrollo de la consulta popular del Código de las Familias.

La videoconferencia abordó también la marcha de la zafra azucarera; la marcha del proceso para evaluar, desde el Partido, la política de cuadros en el sector empresarial; y se hizo una valoración del inicio del proceso de las asambleas de balance de los comités provinciales del Partido, que inició este mes.

Ante el complejo escenario interno y externo en que se desarrolla hoy el país, el Primer Secretario destacó que el perfeccionamiento de los mecanismos del Partido para atender a la población es un «tema que tiene enorme importancia, y hay que asumirlo desde la responsabilidad y la intencionalidad».

El Partido -indicó- tiene que hacer un análisis meditado, diario, objetivo, de las situaciones que existen, del estado de opinión de la población y de lo que “se mueve” en las redes sociales, y no esperar a que la gente venga a hacer un reclamo, a veces de forma colectiva.

Nosotros -señaló- somos los que tenemos que ir hacia donde las personas tienen la problemática, a explicar, a argumentar, a resolver lo que pueda resolverse, y dejar allí un ambiente positivo, donde las personas se sientan atendidas incluso aunque no haya posibilidad de solucionar determinado problema por alguna limitación material; y si puede resolverse, hacerlo de inmediato.

Los problemas -dijo- tampoco pueden dejarse acumular, tenemos que adelantarnos a ellos, y los cuadros del Partido han de estar en función de esto, y hacer que los dirigentes administrativos, empresariales, de gobierno, que se ocupan de tal o más cual situación, vayan al lugar a explicar, que las instituciones que tienen que ver con el problema, lo resuelvan, insistió.

“La atención a la población -remarcó Díaz-Canel en las conclusiones- es de todos, de todas las instituciones, de todos los cuadros; y la atención a la población no es hacer un favor, es un derecho que tiene la población y es un deber que tenemos los cuadros. Entonces, seamos más sensibles, seamos más objetivos, asumamos este deber con mayor intencionalidad”.

El Secretario de Organización, Roberto Morales Ojeda, se había referido anteriormente al rediseño del sistema de atención a la población en el Comité Central y el impacto que este tendrá en las estructuras partidistas a nivel de provincias y municipios, como parte de la necesidad de perfeccionar estos canales tanto a nivel de la organización como en las estructuras de gobierno, las administrativas y en las organizaciones de masas.

Se trata de un perfeccionamiento que incluye –señaló- la preparación de los funcionarios y especialistas que están en las oficinas de atención a la población en el Partido y el perfil de formación de cada uno. Mientras más preparado ellos estén, en mejores condiciones estarán para asumir esta labor, que también está estrechamente vinculada con la transformación digital del Partido y de la sociedad, dijo.

FAMILIAS A LO CUBANO Y A LA CUBANA

En la videoconferencia se realizó una evaluación del desarrollo del proceso de Consulta Popular del Código de las Familias.

Se analizó la marcha del mismo luego de que las autoridades electorales entregaran a la Asamblea Nacional del Poder Popular y la Comisión Redactora, el primer corte informativo con las propuestas de los electores, y el inicio de las consultas con ciudadanas y ciudadanos cubanos que están en el extranjero.

Hasta la fecha, se han realizado 45 mil 931 reuniones, el 58 por ciento del plan, con la asistencia del 74,70 por ciento de los convocados (casi cuatro millones de electoras y electores), y se habían suspendido, por diferentes motivos, 12 mil 771 encuentros. El cierre más reciente también recoge la emisión de casi 225 mil propuestas, a razón de unas cuatro por reuniones.

En las últimas informaciones, destaca que, de los criterios emitidos, más del 54 por ciento favorece lo preceptuado en el proyecto del nuevo Código. No obstante, el proceso avanza, y los datos cambian por día, siempre en positivo, señaló Alina Balseiro Gutiérrez, presidenta del Consejo Electoral Nacional.

El Primer Secretario del Comité Central del Partido señaló al respecto, entre otros análisis, la enorme importancia de este documento, cuya aprobación será otra victoria de la Revolución tras un proceso que se está realizando «con una valentía tremenda, al ser un proceso complejo, donde hay diversidad de opiniones, donde no hay unanimidad, pero cumpliendo con el mandato de la Asamblea Nacional se está realizando en las fechas acordadas».

El Secretario de Organización del Comité Central, Roberto Morales Ojeda, señaló anteriormente que hay que seguir trabajando para favorecer la realización de estas reuniones, que no se suspendan, que tengan la asistencia adecuada, que se sea puntual en su comienzo, que se creen las condiciones para personas que necesitan una atención especial, como los ancianos.

Subrayó el hecho de que más allá de los barrios, se desarrollen, para garantizar la participación y comprensión más amplia del nuevo Código de las Familias, intercambios similares en centros laborales y educacionales, y también —añadió— hay que diseñar otros tipos de actividades, como las audiencias públicas.

CAMBIARLE LA CARA A LA ZAFRA

Al analizar la marcha de la zafra -lejos de ponerse al día según lo que se había planificado-, Morales Ojeda llamó a una intervención más activa del Partido en ella, incluyendo a los núcleos que están en la industria y en el corte y tiro de la caña.

El papel del Partido -enfatizó- es, desde el espacio que le corresponde, movilizar, exigir, controlar; es inconcebible que a estas alturas de la zafra se esté hablando de problemas de carácter organizativo y de disciplina; y los primeros secretarios del Partido en la provincia y los municipios, sin ocupar el papel de AZCUBA ni de los gobiernos, tienen que darle un seguimiento de día y de noche a la zafra, exigió.

En las conclusiones del encuentro, Díaz—Canel indicó por su parte que el país no puede renunciar a moler toda la caña que sea posible a los productores, para que no se les «quede», y hacer la mayor cantidad de azúcar en los días que quedan de zafra. Y a la par de esto señaló que hay que cumplir el plan de siembra y cultivo y hacerlo con calidad para garantizar las próximas contiendas.

El sector azucarero, afirmó el Primer Secretario del Comité Central, no puede desaparecer, es por eso que tenemos la voluntad de salvarlo, por lo que representa. A la zafra de este año, dijo, tenemos que cambiarle la cara, tenemos que convertirla en una victoria sobrecumpliendo el plan de siembra de caña y teniendo una buena producción de derivados, como los alcoholes, para lograr más ingresos por exportaciones en lo que ya es una “zafra mala”.

Al analizar el proceso para la evaluación, desde el Partido, de la política de cuadros en el sistema empresarial, el Presidente señaló que este ha permitido distinguir gente jóvenes y capaces, a las que hay que seguir preparándolos, y cuadros que tienen resultados, que son los que hay que tener en las empresas.

Como parte del redimensionamiento del sistema empresarial, este proceso también debe servir -indicó Díaz-Canel- para que a nivel de territorios se defina cuáles de esas empresas -independientemente de la subordinación que tengan hoy- deben pasar a subordinación local, y así fortalecer la dirección de estas y perfeccionar sus estructuras y los elementos de subordinación de cada una en función del desarrollo territorial.

Luego de desarrollar un grupo de conceptos sobre cómo deben conducirse y funcionar estas entidades, que son el principal actor económico en nuestra sociedad, Díaz-Canel afirmó que el Partido, desde la vida interna y externa de sus procesos, tiene que fortalecer su labor en la atención a la empresa estatal socialista.

(RCA)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s