China y EEUU desmienten informaciones sobre causa de accidente aéreo

China y EEUU desmienten informaciones sobre causa de accidente aéreo

Beijing, 18 may.- Autoridades de China y Estados Unidos desmintieron hoy un reporte sobre la supuesta causa del accidente de un vuelo de la aerolínea china Eastern Airlines y aseguraron que nunca hablaron al respecto con ningún medio de comunicación.

La Administración china de Aviación Civil y la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos confirmaron que ninguno de sus miembros proporcionó elemento alguno a la prensa sobre la investigación de la caída en marzo pasado de un Boeing 737-800, con saldo de 132 muertos.

Según precisaron, la pesquisa continúa, los funcionarios norteamericanos aún permanecen en el gigante asiático y ofrecerán el apoyo técnico necesario para ayudar a identificar las causas de la

Actualmente las partes analizan los restos de la nave, examinan los datos del vuelo y ejecutan otras tareas vinculadas a la indagatoria, desarrollan el proceso “de manera científica, rigurosa y ordenada”, y solo revelarán alguna información con apego a las normas gubernamentales.

En ese punto, la Junta estadounidense acotó que solo la autoridad china de Aviación Civil es la responsable de actualizar sobre la pesquisa.

Las dos entidades ofrecieron estas declaraciones luego de que el diario norteamericano The Wall Street Journal reportó que alguien en la cabina intencionalmente provocó el accidente del MU5735.

Según ese medio, obtuvo la información de una fuente cercana a los funcionarios de Estados Unidos y surgió tras los análisis preliminares de los datos del vuelo.

Anteriormente en abril, la parte china desmintió otros reportes que señalaban a un copiloto como responsable del accidente y sobre el supuesto cierre de la decodificación de las cajas negras.

El MU5735 se estrelló con 123 pasajeros y nueve tripulantes a bordo el pasado 21 de marzo en las montañas de la región autónoma de Zhang de Guangxi (sur) cuando viajaba desde Kunming hasta Guangzhou.

La nave despegó a las 13:15, hora local, luego a las 14:19 comenzó a descender bruscamente a una velocidad de 845 kilómetros por hora desde una altitud de ocho mil 869 metros y dos minutos después perdió el contacto con los radares.

Hasta ahora se comprobó que en el momento del hecho las condiciones del tiempo eran normales, los nueve tripulantes tenían buena salud, el avión cumplió con los requerimientos de seguridad antes de despegar y mantuvo comunicación con las torres de control desde su despegue hasta la caída.

(PL)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s