Florida demanda mayor producción de alimentos y estrategia de comercialización sensata

Anuncia Cuba nuevas medidas para impulsar la producción de alimentos

Florida, 10 sep.- El municipio de Florida y su pueblo demandan incrementar la producción de alimentos agropecuarios por todas las vías posibles, con el propósito de garantizar el autoabastecimiento territorial, la satisfacción de la demanda de la mesa familiar y contrarrestar definitivamente la locura de los precios actuales en la oferta de estos renglones.

Aun cuando los números indican que falta mucho camino por andar en el programa agroalimentario local, en medio de limitaciones reales de combustibles, fertilizantes, partes y piezas de repuesto para la maquinaria y otras carencias, también es cierto que son miles los habitantes del municipio volcados para la tierra de manera legal o por su propia cuenta, en busca del autoabastecimiento familiar, junto a resultados favorables en algunas entidades estatales y del sector campesino.

Sin duda, ese movimiento genera grandes producciones no cuantificadas, pero nada despreciables, que por lo general casi nunca llegan a las placitas y a los mercados estatales, pues tienen garantizada la compra particular, incluso en el propio surco, para llevarlas al terreno del monopolio de la oferta y la demanda, a través del cual un aguacate adquirido a cinco o10 pesos se cotiza luego a 50 o 60, solo con pasar de una mano a otra.

Pudiéramos citar muchos otros ejemplos para mostrar que, junto a la exigencia diaria de elevar la siembra y cosecha de viandas, granos y hortalizas, tiene que avanzar asimismo una estrategia de comercialización sensata, fiscalizada y rectorada por las prerrogativas del Comité Municipal de Contratación, con mayor gestión y protagonismo de las cooperativas y de sus representantes, en defensa de los derechos del consumidor y en respaldo a las peticiones estatales en este sentido.

La arbitrariedad y el descontrol en la imposición de los precios en la venta de alimentos del agro genera malestar y limita el acceso el pueblo a su consumo, mientras se puede apreciar en algunos sitios del sector privado como se deterioran plátanos y otros renglones sin que tal realidad se refleje inmediatamente en la bajada de su valor en tarima.

Reitero: hace falta mayor aporte desde los campos, pero es preciso lograr que toda la comida por llegar al plato familiar lo haga bajo la sombrilla de la lógica matemática y la objetividad comercial, para evitar que un grupo reducido se enriquezca con la venta de un boniato, mientras la mayoría del pueblo desangra los bolsillos familiares para incluirlo en su menú el día. (Pedro Pablo Saez/Radio Florida)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s